Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Regional Centro

El personaje

'Mama Simbaña' es un libro de la selva

Luz Clara Santi Simbaña, matrona del Puyo
Luz Clara Santi Simbaña, matrona del Puyo Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Luz Clara Santi Simbaña, indígena amazónica de casi 100 años

Redacción Regional Centro

“Su presencia infunde respeto e incluso temor. Pero luego de hablar con ella inspira ternura porque es como una abuela tierna que aconseja y sonríe”, dice Elizabeth Constante, turista quiteña, al referirse a Luz Clara Santi Simbaña, indígena kichwa amazónica con raíces shuar y achuar, considerada una de las principales fundadoras de la ciudad de Puyo.

Esta adulta mayor está próxima a cumplir 100 años y exhibe con orgullo las rayas horizontales pintadas sobre el rostro arrugado, los adornos tradicionales y las plumas que identifican a las etnias amazónicas que todavía pueblan esos territorios.

Conversar con ella es enterarse de hechos desconocidos que no se encuentran en los libros de historia y que podrían perderse para siempre si la afección pulmonar avanza y quebranta su escuálido cuerpecillo que se mueve con el cansino peso de los años. Aun así, está lúcida e interactúa muy bien con sus 3 hijas de mediana edad que están pendientes de los detalles que envuelven su cada vez más frágil existencia.

‘Mamita Simbaña’, como la llaman cariñosamente quienes han llegado a conocerla, a veces menciona recuerdos que se presentan en su mente en forma imprevista como chispas fugaces. Habla de los tiempos en que el centro de Puyo era selva en la que abundaban los monos y la vegetación subtropical. Era el año 1932 y esta matrona contaba con 16 años de existencia. Por aquél tiempo Puyo, actual capital de Pastaza, era parte de la jurisdicción de Tungurahua.

Un aspecto que favoreció la colonización de habitantes de diversos cantones tungurahuenses como Píllaro, Patate, Pelileo y de otras provincias de la Sierra centro. “Mi padre llegó de Arajuno y se conoció con mi madre. Siempre estuvieron juntos cuando Puyo empezaba a formarse como ciudad. Lo recordamos con cariño”, refiere Aída Chango, hija mayor. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense