El patrono de la localidad es San Juan, cuya fiesta se realiza en junio

Las tortillas son el 'imán' turístico de Guaytacama

| 09 de Septiembre de 2017 - 00:00
El ‘manjar criollo’ se prepara en pailas o sartenes, bajo los cuales se enciende fuego con leña de la localidad.
FOTO: Foto: Silvia Osorio / EL TELÉGRAFO

El bocadillo de maíz más apetecido de Cotopaxi se elabora en esta histórica y atractiva parroquia de Latacunga.

Latacunga.-

Indudablemente una de las especialidades gastronómicas más deliciosas y representativas de la provincia de Cotopaxi es la tortilla de maíz. Este platillo se prepara y expende en varios sectores de Latacunga, sin embargo su origen se encuentra en la parroquia rural Guaytacama.

“Es el principal plato típico de la localidad, además de un elemento muy importante de nuestra identidad. Nuestras abuelas y madres la elaboraban desde hace décadas, lo que la convierte en toda una tradición culinaria que fundamenta nuestra cultura y desarrollo”, manifestó Mario Germán, presidente de la Junta Parroquial.

Los fines de semana, especialmente los domingos, cientos de cotopaxenses y visitantes de otras provincias se dan cita en el parque central del lugar para degustar de este manjar.

Los puestos de venta de las tortillas se instalan alrededor de este importante punto de encuentro, el cual está frente a la monumental e histórica iglesia de Guaytacama.
Rosa Chancusig es una de las vendedoras, quien se ha dedicado a la preparación de este bocadillo desde su adolescencia. Relata que este oficio lo aprendió de su madre, quien le enseñó que uno de los secretos para obtener el sabor característico de este pequeño y crujiente panecillo, es cocer la masa en leña.

“También hay que saber escoger el maíz, materia prima del bocadillo, y conocer los tiempos de cocción a fin de no quemar la masa. El grano debe ser de la variedad amarilla, ya que el blanco no tiene el mismo sabor, y una vez molido tampoco logra la textura, aroma ni consistencia requerida”, aseveró.

Explica además que su mamá le instruyó sobre el tipo de madera que se debe usar para cocer las tortillas, pues dependiendo de la humedad, contenido de resinas vegetales y consistencia de la misma, el fuego que produce puede ser o no apto para la cocción de alimentos.

Modo de preparación

Miriam Aimacaña, comerciante de este manjar criollo, reveló que la pasta resultante de la molienda del grano andino junto con manteca de cerdo deben reposar durante toda una noche para conseguir el sabor y aroma tan apetecido por los comensales.

“El reposo del producto además produce la consistencia necesaria para que la masa no se pegue en la paila o sartén. El queso y la cebolla blanca finamente picados se colocan justo en el centro del pan crudo con una pizca de sal. Este conjunto de ingredientes dan como resultado la tortilla de maíz más sabrosa de la ciudad y provincia”, dijo.

Esta delicia es degustada por turistas de todo el país que llegan para conocer la histórica parroquia Guaytacama, no obstante existe mayoría de visitantes de la vecina provincia de Pichincha.

“Pese a haber probado diferentes clases de tortillas en provincias de la región central, la textura y sabor de estas son incomparables. La cebolla blanca en su interior marca la diferencia en la sazón”, aseguró Marcela Villamarín, turista oriunda del Valle de los Chillos (Pichincha). Ella y su esposo viajan casi todos los domingos  para degustar este plato.

“La tradición de hacer tortillas en Latacunga no es exclusiva de este sector, pues en la parroquia San Buenaventura, entre otros sectores, también existe. No obstante las de la parroquia Guaytacama son las que más historia y sabor tienen”, agregó Villamarín.

Según varias vendedoras de tortillas, los comensales aumentan cada semana, entre los que se cuentan a autoridades nacionales y locales como expresidentes, alcaldes, prefectos, ministros de Estado e incluso artistas de talla nacional como Patty Ray.

Información turística

De gente sencilla y trabajadora, Guaytacama se levanta a 2 km al norte de Latacunga, es decir a 15 minutos del casco urbano. Es cuna de artesanos que por generaciones han recolectado y vendido totora, planta que crece libremente en sus alrededores.

El patrono de la parroquia es San Juan. La fiesta en su honor se realiza del 17 al 26 de junio de cada año. En las celebraciones anuales hay castillos, toros de pueblo, conciertos, bailes populares, comparsas de coloridos y llamativos personajes.

Durante el festejo religioso de la parroquia, cuyo nombre deriva del quichua y quiere decir ‘cuna de flores’, se hace alarde de una prodigiosa y multicolor flora que hace honor a su nombre.

Además en la localidad se levanta una de las fábricas más grandes y prosperas de la provincia: Nintanga-Provefrut, grupo empresarial agroexportador de vegetales congelados.

Jorge Yánez, párroco de Guaytacama, se refirió a los oriundos de esta tierra como “fervientes devotos de San Juan, trabajadores, solidarios, gente de valores, y orgullosos de la tierra que los vio nacer y de sus raíces”. (I)