Viernes, 23 Septiembre 2016 18:02 Regional Centro

La Mama Negra en honor a la Virgen de las Mercedes volvió a alegrar Latacunga

La Mama Negra en honor a la Virgen de las Mercedes volvió a alegrar Latacunga
Foto: Janneth Osorio
Redacción Regional Centro

Tras haberse ausentado en el 2015 por la emergencia ante la reactivación del volcán Cotopaxi, la Mama Negra organizada por los devotos y donantes del Mercado Pichincha en honor a la ‘Patrona del Volcán’, como se llama cariñosamente a la virgen de Las Mercedes, llenó nuevamente de fe y alegría las empedradas calles de Latacunga.

La mañana de este 23 de septiembre (día de las Mercedes) las 35 comparsas y 40 bandas se concentraron desde las 08:00 en el barrio La Merced, para afinar detalles, antes de salir al primer desfile que inicio a las 08:30.

Según Juan Patricio Taipe, integrante de los devotos de la virgen, al menos 2000 personas entre bailarines, disfrazados, priostes y bandas se pusieron en escena. “Todo es por la fe que le tenemos a nuestra Patrona del volcán, que este año nos hizo el milagro”, dijo refiriéndose a que en junio de este año la Secretaria de Gestión de Riesgos (SGR) bajó la alerta de amarilla a blanca ante los reportes de baja actividad interna y externa.

Por ello, parte del ritual es agradecer a la virgen con loas (coplas), y honores de los cinco personajes principales (Mama Negra, Capitán, Rey Moro, Ángel de la Estrella y Abanderado). Esto lo realizan en las afueras de la iglesia de la Merced a los pies de la imagen de la Virgen cuyo manto blanco simboliza su amor por los latacungueños.

Después de los honores la comparsa se dirigió a la parte alta de la ciudad, al barrio El Calvario, donde un imponente monumento a la Virgen los esperaba para ser homenajeada. Al mediodía se vino el descanso, los bailarines, disfrazados, y bandas se dirigieron a las casas de sus priostes (anfitriones) para degustar del almuerzo que consiste en los más deliciosos manjares de la sierra; caldo de gallina, ají de cuy, chicha.

A las 15:00 se retomó el baile y los festejos hasta que caiga la noche.

El ritual se repite el sábado 24, pero esta vez se incluye la misa campal que se desarrolla desde las 11:00.

En la eucaristía, el superior de la orden los padres mercedarios, Washington Salvador, dijo que enfocará su sermón en recordarles a los feligreses la espiritualidad de esta fiesta, buscando cambios a nivel personal para mejorar la relación con uno mismo y con el creador. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense