Guitarras, requintos y charangos: el trío de la alegría

- 18 de Diciembre de 2016 - 00:00

Sus cuerdas ‘conciben’ melodías que encienden el espíritu festivo en Ambato, Riobamba y Latacunga.

Tres instrumentos de cuerda son la esencia de las festividades populares en ciudades de la Sierra ecuatoriana: la guitarra, el requinto y el charango.

Sin sus melodiosos y armónicos ritmos, que resultan de fusionar la habilidad humana con la precisión de las clavijas, no se animarían celebraciones como la Fiesta de las Flores y las Frutas (FFF) en Ambato, la Mama Negra en Latacunga y la Fiesta Mayor en Riobamba.

Pese a la influencia de instrumentos musicales eléctricos en la industria moderna del entretenimiento, en cantones de Tungurahua, Cotopaxi y Chimborazo, aún existen talleres donde se mantiene la tradición de manufacturar estos artefactos. Una parte de la producción es adquirida por estudiantes de música y aficionados de la región, y otra sale a Guayas, Manabí, Los Ríos, y Esmeraldas. (I)