El producto carecía de registro sanitario

En un año se incautaron 7.711 litros de licor en Tungurahua

| 29 de Agosto de 2017 - 00:00
La mayoría de los locales donde se decomisó el licor sin registro sanitario, no tenían permiso para expender el producto, por lo cual fueron clausurados.
FOTO: Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

La planificación incluye las conexiones domiciliarias, la colocación de tuberías y el cubrimiento con concreto.

Entre el 1 de julio de 2016 y el 31 del mes pasado, la Intendencia de Policía de Tungurahua incautó 7.711 litros de alcohol artesanal en diferentes sectores de la provincia.

‘Pájaro azul’ y ‘pata de cabra’ son algunos de los licores que fueron retirados de picanterías, almacenes y tiendas, entre otros locales, de los nueve cantones durante los operativos realizados por personal policial.

“El producto decomisado carecía de registro sanitario, por lo cual se desconoce la información respectiva sobre la fabricación, envasado y distribución. Algunos establecimientos donde se expendía no contaban con el permiso para realizar esta actividad”, dijo Álex Valladares, intendente de Tungurahua.

En estos casos además se procedió a clausurar dichos establecimientos y a retirar los utensilios donde se almacenaba el líquido a fin de evitar se continúe con la venta.

“Los operativos se realizan de forma permanente a fin de salvaguardar la salud de la ciudadanía, en todos los cantones y donde se nos alerta de la venta de este producto”, agregó Valladares.

Uno de los sectores donde con frecuencia se decomisa licor sin registro sanitario es la Plaza Cívica y Mercado Urbina. Cerca de este centro de acopio y de expendio de comestibles del casco urbano funcionan varias cantinas clandestinas, según vecinos.

“Este lugar ha sido y es el preferido por los mercaderes del ‘trago’ durante décadas, debido a que en la plaza se comercializan papas, habas, frutos y otros comestibles traídos de comunidades limítrofes con la provincia de Bolívar. De esta última localidad se trae cada semana gran cantidad de ‘pájaro azul’, una bebida tradicional de Bolívar, entre los cargamentos de tubérculos”, explicó Juana Bombón, habitante de las calles Olmedo y Juan Benigno Vela.

Según versiones de otros vecinos, allí funcionarían al menos otras 10 cantinas clandestinas. Uno de los más recientes decomisos tuvo lugar en el barrio La Magdalena, al sur de Ambato, donde personal policial  decomisó cerca de 1.500 litros de licor artesanal sin registro. (I)