Colectivo denuncia anomalías en presupuesto

En San Felipe se oponen a la edificación de paso deprimido

- 27 de septiembre de 2017 - 00:00
En días pasados, representantes del colectivo Foro Latacunga expusieron las supuestas irregularidades del paso deprimido, cuya edificación empezó el 11 de septiembre.
Foto: Silvia Osorio / para EL TELÉGRAFO

Latacunga.-

El pasado 11 de septiembre el Municipio de Latacunga inició la construcción del paso deprimido en el barrio San Felipe, para descongestionar el tráfico en el tramo entre esa ciudad, Pujilí y Zumbahua.

Los moradores del sector se oponen al proyecto pues argumentan que afectará al comercio y movilidad, y que no se socializó a tiempo. Hasta la fecha han realizado varias marchas y plantones en protesta.

El colectivo Foro Latacunga también se opone a la obra. Hace unos días sus integrantes presentaron ante los medios de comunicación supuestas irregularidades que van desde la denominación de la obra hasta el presupuesto.

Según Alberto Salvador, integrante del colectivo, en un inicio se nombró al proyecto ‘Distribuidor de tránsito El Molinero-San Felipe’, cuyo presupuesto referencial era de $100.000. “Resulta que más adelante, por razones desconocidas, se convierte en un paso a desnivel que costará $ 2’875.000”, dijo. El 17 de octubre de 2016 se firmó el contrato para los estudios, que fueron entregados en febrero pasado.

Estos análisis establecieron un presupuesto de $ 1’800.000, “pero el 30 de marzo el alcalde Patricio Sánchez gestionó con el Concejo para cubrir el faltante de $ 927.288 (…) cómo puede ser posible que en un proyecto de tal magnitud se les escape casi un millón de dólares más”, cuestionó Salvador.

Las reformas en este presupuesto se hicieron para ejecutar el alcantarillado y la iluminación del paso deprimido. Esto sin previa aprobación de la Empresa Eléctrica de Cotopaxi (Elepco), entidad que determina que la iluminación debe tener características especiales.

Salvador aseguró que los estudios se iniciaron sin que la población sea informada. El burgomaestre lo desmintió diciendo que la socialización se realizó tanto con dirigentes del barrio y autoridades.

La obra tiene un plazo de construcción de 9 meses y se adjudicó al consorcio Cinco de Junio. “Si es necesario volveremos a hacer plantones, marchas, o lo que haga falta para impedir esta obra”, comentó la moradora Lilian Martínez. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: