Miércoles, 28 Septiembre 2016 00:00 Regional Centro

La alerta fue cambiada de amarilla a naranja el lunes pasado

El Tungurahua mantiene actividad moderada

El Tungurahua mantiene actividad moderada
Foto: El Telégrafo
Redacción Regional Centro

El volcán no era visible ayer desde Ambato, Patate o Pelileo por causa de una gruesa capa de nubes que lo cubría totalmente.

Aún así la vigilancia instrumental se mantuvo inalterable desde el Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT). “A las 10:30 reporto que el coloso no ha emitido vapor o ruidos superficiales. Me encuentro en la estación Ventanas Runtún, a 2.660 msnm y a 3 kilómetros en línea recta del cráter”, informó Carlos Sánchez, vigía de la Casa del Árbol.

Este voluntario es quizá el que más próximo se encuentra de la montaña.

“Hace unos días detectamos fumarolas en el lado occidental del cráter y eso hizo presumir que estaba taponado. Además, los sismos aumentaron y por eso se subió la alerta de amarilla a naranja. Estamos listos para informar y con nuestros equipos de comunicación a punto”, añadió Sánchez.

Las vías Ambato-Pelileo-Baños-Puyo estaban abiertas, al igual que la Pelileo-Huambaló, Baños-Cotaló-Penipe y otras secundarias que conectan a diversas parroquias y comunidades agrícolas y ganaderas rurales de las zonas de influencia del coloso.

“No debemos caer en el pánico con la declaratoria de alerta naranja. Sigamos trabajando y preparándonos como lo hemos hecho en estos 17 años de actividad volcánica.

Tenemos un ambiente de tranquilidad, las actividades comerciales y turísticas se realizan sin contratiempos”, aseguró Marlon Guevara, alcalde de Baños de Agua Santa.

Hasta el cierre de esta edición, Pedro Espín, del Observatorio del Volcán Tungurahua, informó que la actividad del coloso se mantenía moderada con un movimiento interno continuo de gases y material magmático. En el exterior no hay emisiones de ceniza ni despido de lava y los temblores son imperceptibles para el común de la población. (I)

--------------------

Vecinos trabajan en el campo

Las labores son normales en los reasentamientos

A las 11:15 de ayer, en el reasentamiento La Paz, en el cantón Pelileo, el ambiente era tranquilo. “Nuestros vecinos salen temprano a las zonas cercanas al volcán para trabajar en sus terrenos y regresan por la noche en los carros que nos prestan los militares o la Policía”, dijo uno de los usuarios del lugar que no quiso decir su nombre.

Así como este reasentamiento hay otros en Río Blanco (Baños) y en Penipe para albergar a los pobladores de las zonas de riesgo del coloso. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense