Lunes, 14 Noviembre 2016 00:00 Regional Centro

Funcionarios nacionales y locales trabajan en descontaminación del líquido

El riego consume el 80% del agua en Ecuador

En Tungurahua, varias estrategias promueven la preservación de los páramos, ríos y más fuentes hídricas.
En Tungurahua, varias estrategias promueven la preservación de los páramos, ríos y más fuentes hídricas. Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Tungurahua es considerada ejemplo en conservación, con programas que pueden replicarse en el resto del país.

Redacción Regional Centro

Tungurahua es una provincia referente en Ecuador en el cuidado de los páramos y en la preservación de las cuencas hidrográficas. Además mantiene en marcha sistemas hídricos que garantizan el reparto equitativo del agua en toda la población.

El proyecto Chiquihurcu es un ejemplo de ello. El embalse —desde hace 2 años— capta el líquido de las estribaciones del cerro Casahuala, ubicado en la parte alta de Ambato, y entrega agua potable y para riego a esta ciudad y al cantón Pelileo.

Por todos esos referentes, la capital tungurahuense fue escogida como la sede del Primer Foro Ambiental para la Prevención de la Contaminación del Agua, con enfoque en Cuenca Hidrográfica, que se cumplió entre el 10 y el 11 de noviembre.

En el encuentro participaron Alexis Sánchez, titular de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua); Fernando Naranjo, prefecto de Tungurahua; Edwin Miño, director del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales del Ecuador (Congope) y representantes de organizaciones encargadas del cuidado de los páramos.

Miño consideró que la interacción de los funcionarios de las instituciones públicas, así como de los regantes, comuneros y agricultores, es vital para descontaminar el agua.

“Las prefecturas intervienen en este trabajo de forma directa y deben desarrollar planes de cuidado de los páramos, en coordinación con los ministerios de Agricultura, Ambiente y la Senagua”, explicó.

El funcionario recordó que el 80% del líquido utilizable en el país se dedica al riego, un 10% para consumo humano y el restante se desperdicia. El prefecto Naranjo, en cambio, destacó la importancia de los planes de mantenimiento que se desarrollan en Tungurahua desde hace 16 años, que podrían replicarse en otras provincias.

“En 2000 inició una serie de iniciativas que promueven el mantenimiento de bosques, páramos y cuencas hídricas que ha sido posible gracias a la suscripción de convenios con organismos internacionales especializados como GIZ”, detalló.

El titular de Senagua, Alexis Sánchez, insistió en la importancia de tomar en cuenta las necesidades de los sectores regantes, quienes conocen la falta de agua y los efectos de la contaminación.

Los mecanismos para la descontaminación y tratamiento de aguas residuales de las industrias de la provincia, también fueron analizados en el encuentro. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense