Prefectura de Tungurahua capacitó en cantones

Agricultores aprenden de los daños causados por pesticidas

| 12 de Septiembre de 2017 - 00:00
El uso de pesticidas y más insumos agrícolas de sello rojo afectan la calidad del polen. La Prefectura de Tungurahua promueve políticas para evitar su utilización.
FOTO: Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

Ambato.-

Durante 5 meses, la Prefectura de Tungurahua capacitó a agricultores y apicultores sobre los beneficios de no usar pesticidas, herbicidas e insumos agrícolas perjudiciales.

Manuel Ullauri, director del Departamento de Producción de la entidad, expresó que ambos sectores experimentan crecimiento en la producción al abandonar las prácticas de uso de productos que destruyen el suelo, las fuentes hídricas y matan las abejas.

“Si en los cultivos se usan plaguicidas y otros productos de sello rojo (de mayor toxicidad), la planta, incluido el polen, estará contaminada totalmente. Por tal razón, el Gobierno Provincial promueve políticas de agricultura limpia y el Plan  de Especialización Agropecuaria”.

El funcionario agregó que este programa, que se inició en marzo y concluyó el mes pasado, contó con la participación de 25 apicultores de Ambato, Píllaro, Patate, Baños, entre otros, quienes poseen nuevas herramientas para potenciar sus capacidades y habilidades en el sector.

En los últimos 5 meses, los talleres se realizaron de manera dinámica y práctica. Los participantes recorrieron la provincia para diferenciar los distintos pisos climáticos, especies forestales aptas para la apicultura, interacción entre las especies vegetales e insectos.

“La abeja es una de las especies antófilas (se desenvuelve en las flores) más delicadas del reino animal, con ciertas variedades de mariposas. Su participación en la polinización la convierten en una especie muy apreciada por los agricultores y apicultores, para lo cual se deben fortalecer ambos sectores”, mencionó Lorena Masaquiza, apicultora del cantón Patate.

Miembros de la colmena, equipos y material apícola, productos del panal, control de plagas y enfermedades, valor agregado, comercialización de miel y otros derivados apícolas, seguridad alimentaria, entre otras temáticas, se trataron en las capacitaciones.

Los cursos incluyeron también los beneficios que representan para la salud humana los productos orgánicos. (I)