Jueves, 10 Noviembre 2016 00:00 Regional Centro

El mae y la unach firmarán un convenio para crear banco de germoplasma

46 comunidades cuidan la Reserva del Chimborazo

Los camélidos que fueron reintroducidos en los páramos del Ecuador se reproducen en diversas provincias.
Los camélidos que fueron reintroducidos en los páramos del Ecuador se reproducen en diversas provincias. Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

Esta área protegida cumplió 29 años como patrimonio natural. Tiene una superficie de 52.683 ha en 3 provincias.

Redacción Regional Centro

La Reserva de Producción de Fauna Chimborazo, considerada patrimonio natural de Ecuador, cumplió ayer 29 años de creación. Este sitio es visitado anualmente por miles de turistas nacionales y del exterior que disfrutan de los paisajes y los animales de la zona.

Esta reserva fue creada el 9 de noviembre de 1987 para conservar el ecosistema del páramo y el hábitat de los camélidos nativos de los Andes como las alpacas, llamas y vicuñas.

Para la recuperación de la vicuña, Ecuador ingresó en 1979 al convenio para la conservación y manejo formado por Argentina, Chile, Bolivia, Perú que arrancó en 1988 con la donación de cerca de 500 ejemplares. En 2012 se registraron 4.824 vicuñas en esta reserva que cubre una superficie de 52.683 ha distribuidas en las provincias de Chimborazo, Tungurahua y Bolívar.

“Otro de los propósitos planteados por la reserva es mejorar el nivel de vida de las personas del área, proporcionándoles apoyo en el manejo de los camélidos”, dijo Marcelo Pino, director provincial del Ministerio del Ambiente (MAE).

En el cuidado de esta zona participan los habitantes de 46 comunidades, según AME. A la par elaboran artesanías de lana y se ofrecen como guías para los más de 70 mil turistas que llegan al año al nevado Chimborazo y sus alrededores.

“Nuestra forma de vida cambió. Los visitantes aprecian nuestras prendas como gorras, guantes, bufandas, chompas y más. 30 mujeres participamos en este oficio”, explicó  María Gunsha, de la comunidad Palacio Real. La reserva se caracteriza por la abundante flora nativa y el bosque de polylepis. “Es una gran biodiversidad, un ecosistema de regulación hídrica impresionante. Aquí crece la chuquirahua, valeriana y mortiño así como los pajonales que cargan hídrica y proveen de agua a las especies”, añadió Pino.

En el marco de esta celebración el MAE firmará convenios con la Universidad Nacional de Chimborazo para implementar un banco de germoplasma de semillas forestales, algunas en peligro de extinción.

Para los turistas se instaló un acoplado a 3.800 msnm que cuenta con una cafetería térmica inaugurada hace pocos meses. A 4.850 msnm está el primer refugio Hermanos Carrel. Mientras que el segundo, Edward Whimper, a 5.006 metros, será entregado oficialmente al MAE en las próximas semanas. Sin embargo, está en uso. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense