Plan de intervención quiteño incluye zonas de hospedaje y escuela de artes

$ 265.000 cuesta reparar 3 áreas de San Francisco

- 19 de septiembre de 2017 - 00:00
Treinta y cinco obreros y 10 técnicos laboran en las restauraciones del convento de San Francisco, en Quito.
Foto: Cortesía

Los trabajos que se ejecutan en la crujía oriental, la antigua cervecería y la pileta principal, estarán listos a fin de año.

Los trabajos de restauración que se ejecutan en el convento de San Francisco (centro de Quito) registran un avance del 45%, según cálculos municipales.

Las labores arrancaron en junio en 3 frentes de obra y en ellas se invierten $ 265.283.

Los recursos provienen del dinero recaudado durante la teletón realizada en diciembre de 2014 por el Patronato Municipal San José.

El complejo religioso es intervenido en la crujía oriental del claustro del museo, la antigua cervecería y la pileta del patio principal.

En la primera de esas áreas, el objetivo básico es lograr la limpieza, preservación y reforzamiento estructural del entrepiso superior, lo que incluye el cambio del cableado eléctrico.

En el espacio de la cervecería artesanal la meta es rehabilitar y volver operativa la infraestructura, establecer un museo, un área de degustación y un almacén de regalos y recuerdos del convento. Mientras tanto se corrigen las fallas estructurales para que opere al 100% la pileta principal.

Las mejoras forman parte de un programa integral de adecuaciones presentado hace 4 años por la orden franciscana al Cabildo y a la Unesco.

Como parte del plan se piensa usar el claustro de la zona que ocupó la universidad para instalar una hospedería monástica destinada a retiros espirituales. Además se tiene programada la creación del ‘Bachillerato Artístico Colegio San Andrés’ como la nueva Escuela Quiteña de Artes y Oficios.

Los trabajos que se realizan actualmente deben concluir a finales de este año, según las previsiones.

Mientras tanto, la Alcaldía concluyó la restauración de las pinturas de caballete de la nave norte y la zona bajo el coro de la iglesia.

La intervención estuvo a cargo del Instituto Metropolitano de Patrimonio y permitió la intervención de 62 obras de arte elaboradas en los siglos XVII, XVIII y XX. El Cabildo invirtió $ 180.000 en ello. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: