Ahora es candidato de creo-suma

Sanmiguel viajó con Rodas a Brasil, pero sostiene que no negoció el Metro de Quito

| 21 de Enero de 2017 - 00:00
Imagen de archivo en la que se aprecia al actual candidato a asambleísta alterno por la alianza CREO-SUMA, Jacobo Sanmiguel (d), y el líder de CREO, Guillermo Lasso (i).
FOTO: Foto: Daniel Molineros / EL TELÉGRAFO

“Niego de forma absoluta y tajante que yo tenga alguna vinculación o que conozca siquiera sobre reuniones, negociaciones y demás con relación al contrato del Metro de Quito”, sostuvo el exconcejal de Ambato, Jacobo Sanmiguel, cuestionado por movimientos bancarios millonarios.

La presidenta de la comisión legislativa de Fiscalización, María José Carrión, denunció que el actual candidato a asambleísta alterno por la alianza CREO-SUMA ha movido en los últimos años $ 30 millones. Dichas operaciones coinciden, según la legisladora, con los viajes que realizó a Brasil y México junto al alcalde electo de Quito, Mauricio Rodas, en marzo de 2014.

“Jamás estuve en la Empresa Municipal Metro de Quito por ninguna circunstancia, así como no he sido parte de ninguna reunión con persona alguna”, declaró ayer ante la prensa, convocada en su domicilio, en el barrio Ficoa.    

“Ante las infundadas declaraciones hechas contra mí por el Gobierno Nacional y repetidas por una candidata a la Asamblea de Alianza PAIS, es mi deber informar que he sido funcionario público en varias oportunidades (concejal reelecto)..., funciones en las que he rendido declaraciones juramentadas de mis bienes, tanto al ingreso como al fin de gestión”, señaló.

El empresario negó ser asesor del alcalde de la capital, pero reconoció que lo acompañó a  Brasil como parte de una comitiva en marzo de 2014, donde  visitaron las alcaldías de Río de Janeiro y Curitiba para “nutrirme de experiencias de dichos municipios”.  

Tras leer un manifiesto de 10 puntos, Sanmiguel no admitió ni una sola pregunta  pese a la avalancha de interrogantes represadas desde que se conoció de sus movimientos bancarios millonarios.  

La única aclaración que concedió fue que sus cuentas bancarias están abiertas para ser revisadas por las autoridades de turno, y quien lo está acusando de manejar $ 30 millones deberá demostrarlo.  

Esta no es la primera vez que el político ambateño está envuelto en un escándalo. Sanmiguel fue parte de los legisladores que protagonizaron un episodio vergonzoso en la década pasada.

La noche del 18 de abril de 2005, él junto a los diputados Franklin San Martín, Iván Vázquez y María Augusta Rivas protagonizaron un altercado violento en un hotel de Lima (Perú), donde según versiones de medios locales  hubo alcohol, sexo y agresiones a personal del establecimiento. (I)