Domingo, 20 Noviembre 2016 00:00 Quito

Quitocables obtuvo luz verde en cuestionada sesión

Los vecinos afectados lamentan ser tratados por el Municipio como “simples predios” y no como ciudadanos.
Los vecinos afectados lamentan ser tratados por el Municipio como “simples predios” y no como ciudadanos. Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Una concejala alterna fue principalizada para completar el quórum sin la autorización ni el conocimiento de la titular.

Redacción Quito

Los habitantes de noroccidente de Quito, que rechazan la construcción de la Línea 1 del subsistema de movilidad en teleféricos, Quitocables, insisten en que mantendrán su lucha en las calles.

El alcalde Mauricio Rodas logró el viernes la aprobación, con su voto, el de 10 concejales y una alterna, el uso de 19 predios ubicados en la ruta que unirá a La Roldós con La Ofelia. La acción del legislativo permitió a la Alcaldía sortear el requisito establecido en el artículo 13 de la ordenanza metropolitana 0060 aprobada el 4 de mayo de 2015 y con la que se autorizó la forma de transporte a bordo de teleféricos en la capital.

Ese numeral señala: “En caso de que las líneas del sistema de transporte por cable aprobadas afecten de algún modo a bienes inmuebles municipales, de uso privado o de uso público, las obras se ejecutarán previa resolución del Concejo Metropolitano...”.

El 25 de octubre pasado, los ciudadanos opuestos a la obra enviaron una carta a Rodas en la que le hacían notar la existencia de este requisito. Confiaban en bloquear los trabajos en la instancia legislativa municipal pues, según la versión de Patricio Molina, líder de las protestas en San José del Condado, habían conversado con varios ediles  sobre las deficiencias que tiene el proyecto.

Aunque el Cabildo no contaba aún con esta autorización, el 17 de octubre firmó el contrato para la construcción de la primera de las 4 rutas de cable proyectadas con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército en la Casa de la Cultura, donde se realizaba el encuentro internacional Hábitat III.

Las críticas apuntan ahora a la legalidad de lo actuado en la sesión del Concejo del viernes; sobre todo, a la forma en que se logró el quórum.

Monserrath Cevallos, segunda alterna de la exvicealcaldesa Daniela Chacón, permitió con su asistencia que existieran 11 concejales en la sala, logrando el número requerido para la reinstalación de la sesión, que había sido suspendida el jueves.

María del Carmen Calderón, habitante de la zona y representante legal de quienes se sienten perjudicados por el proyecto, cuestionó en el programa El Poder de la Palabra del portal web Ecuadorinmediato.com, que se hubiera principalizado a Cevallos sin el consentimiento ni el conocimiento de Chacón.

A ello se sumó la presencia en la sala de 3 independientes: Sergio Garnica, Eddy Sánchez y Karen Sánchez. Además del grupo de la alianza SUMA-VIVE que se mantiene cercano a Rodas y del vicealcalde Eduardo del Pozo (CREO).

Otro elemento que se critica es la hora de la reinstalación del Concejo, que ocurrió luego de las 11:30, cuando estaba previsto que iniciara a las 09:30.

Esto contravendría el artículo 4 de la resolución 074 del Concejo, que establece que “si transcurridos 20 minutos de la hora señalada no existiese el quórum reglamentario, la sesión se dará por no instalada…”. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias