Viernes, 25 Agosto 2017 12:22 Quito

Policía hará controles para garantizar la movilidad frente a paro de choferes

Gendarmes realizaron controles para permitir que haya circulación vehicular.
Gendarmes realizaron controles para permitir que haya circulación vehicular. John Guevara / EL TELÉGRAFO
Redacción Web Quito

Un contingente de 5.000 policías se desplegarán en 19 puntos del Distrito Metropolitano de Quito, para mantener el orden, tras la paralización de los transportistas urbanos que se cumple este viernes.

Ese fue el anuncio emitido por Mauricio Gutiérrez, comandante de Policía Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), durante un balance presentado hoy, en la sala del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Metropolitano.

En la conferencia, las autoridades ofrecieron cifras. Juan Zapata, secretario de Movilidad, indicó que en lo que respecta al transporte metropolitano se registraron afectaciones en ocho buses alimentadores. Un grupo de manifestantes arremetió contra los vehículos cuando cumplían su ruta, también hubo daños en tres unidades de biarticulados y en una patrulla de Policía Metropolitana. Se registraron destrozos en el parabrisas y en los vidrios laterales del vehículo.

Además, hubo cuatro heridos: tres policías metropolitanos y un agente de tránsito. Este último fue trasladado a una unidad de salud, ya que sufrió una fractura de tibia y peroné. 

Zapata indicó que, de momento, habría 10 personas arrestadas durante el paro. Sin embargo, el Ministerio del Interior detalló que hay 11 detenidos.

El funcionario señaló que se está planificando un contingente para la tarde y noche de este viernes, con la finalidad de garantizar la movilidad.

Gutiérrez advirtió que se mantendrá este operativo las 24 horas, durante las manifestaciones, sin dejar de lado las obligaciones de seguridad ciudadana.

A lo largo del día se observaron severos enfrentamientos entre los gendarmes y los choferes. Los problemas más fuertes se presentaron en los sectores de La Ofelia, Chillogallo, la avenida Maldonado, en los alrededores del Parque Italia, entre otros puntos.

Los choferes trataron de obstaculizar el paso de los conductores y de los taxistas, e incluso trataron de ponchar las llantas de autos particulares y unidades de transporte metropolitano. 

Andrés De la Vega, viceministro del Interior, reconoció que si bien los ciudadanos tienen derecho a manifestarse, no pueden paralizar las actividades, no solo en bienes públicos, sino que además se afecta a los ciudadanos. "No vamos a permitir este tipo de disturbios. No permitiremos que haya daños en los bienes privados".

Darío Tapia, secretario de Movilidad, reiteró que las autoridades no van a permitir mecanismos de presión como son los disturbios generados por los transportistas.

Señaló que no se trata simplemente de aprobar una ordenanza, sino de alcanzar un servicio de transporte de calidad. Este tema, dijo, será analizado el próximo lunes por la Comisión de Movilidad.

Tapia advirtió que mientras dure la medida de hecho se mantendrán operativos los ocho corredores, también apoyarán en el servicio los buses de transporte escolar y los taxis. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Viernes, 25 Agosto 2017 15:37