El gobierno provincial quiere garantizar el mantenimiento de la ruta que une a Quito con Esmeraldas

Pichincha pide al MTOP manejo de vía Calacalí-La Independencia

| 18 de Agosto de 2017 - 00:00
La vía Calacalí-La Independencia conecta a la capital con la zona norte de la Costa.
FOTO: Foto: Cortesía

El prefecto Gustavo Baroja anunció que se busca líneas internacionales de crédito para continuar con la ampliación de la carretera Alóag-Santo Domingo.

El prefecto Gustavo Baroja anunció que el Gobierno de Pichincha ha pedido al Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) que le revierta el manejo de la carretera Calacalí-La Independencia.

Baroja señaló el martes, durante la asamblea provincial sobre las prioridades del presupuesto 2018, que se tomó la decisión para garantizar el mantenimiento de la vía. La ruta, que conecta a Pichincha con la zona noroccidental del país, se encuentra en manos del Estado central desde mayo de 2013.

A partir de entonces, de acuerdo con información publicada por el MTOP, se han invertido alrededor de $ 6 millones en estudios, rehabilitación y mantenimiento de la ruta.

No obstante, según la autoridad pichinchana, las quejas de los usuarios de la vía son constantes respecto a la continua presencia de baches, especialmente en el tramo que va de Nanegal a Mindo.

Los habitantes de la zona incluso atribuyen a la situación un descenso en el número de turistas que llegan al área.

En 2018, la provincia tiene proyectado invertir $ 5,2 millones en el mejoramiento y mantenimiento de los aproximadamente 4.200 kilómetros de vías que tiene a su cargo.

Del mismo modo, se prevé utilizar una parte de los $ 5,7 millones que se destinarán al apoyo del trabajo de las juntas parroquiales al mantenimiento de sus vías.

En cuanto a la carretera Alóag-Santo Domingo, el gobierno local negocia líneas de crédito con organismos internacionales para continuar con las obras de ampliación y mejoramiento.

El plan de la Prefectura es saldar las deudas que tiene a propósito de los trabajos con el Banco del Estado (BDE) y la constructora Hidalgo e Hidalgo.

Planea administrar la obra y continuarla, sobre todo en la construcción de uno de los túneles previstos para sortear las zonas proclives a deslaves, así como en aquellas áreas donde la ampliación de la vía es imposible de otro modo.

La búsqueda de recursos internacionales se atribuye a la disminución de recursos que ha sufrido el gobierno pichinchano en los últimos años.

Según el reporte de los martes del prefecto Baroja, la administración provincial ha visto disminuidos sus ingresos propios en $ 15 millones entre 2016 y lo que va de 2017.

En un futuro se incluirá en ello la reducción de fondos provenientes del peaje de $ 2 (tarifa básica) que se cobraba en la estación de Alóag. Esto luego de que Santo Domingo de los Tsáchilas rehabilitara el peaje ubicado en el km 88 de la Alóag-Santo Domingo.

Tras varias pugnas entre ambas provincias, manifestaciones de los transportistas y la mediación del MTOP, el valor del peaje se cobra de forma dividida desde el 2 de mayo.

La viceprefecta de Santo Domingo, Andrea Maldonado, dijo la semana pasada que los fondos que les aportará el peaje el próximo año llegarían a los $ 7,2 millones.

El gobierno ‘tsáchila’ invertirá el dinero en la ampliación de los 22 kilómetros de vía que tiene a su cargo.  

Según Baroja, el Gobierno Central también mantiene atrasos en asignaciones presupuestarias a Pichincha que suman $ 11,6 millones. Estos se refieren a competencias de riego, devolución del IVA y liquidación de acciones en empresas eléctricas. (I)