Entrevista / álvaro orellana / gerente de la empresa metropolitana de hábitat y vivienda de quito

"No subimos precios en la Ciudad Bicentenario"

- 11 de octubre de 2017 - 00:00
Álvaro Orellana, gerente de la Empresa Municipal de Hábitat y Vivienda
Foto: John Guevara / El Telégrafo

La Alcaldía capitalina da su versión sobre la situación en que recibió el proyecto de vivienda y su estado actual.

La terminación del proyecto municipal de vivienda ‘Ciudad Bicentenario’, norte de Quito, ha demorado más de lo programado. Las primeras 300 casas fueron entregadas en febrero de 2010 y el proceso aún no concluye.

La demora ha generado protestas de quienes se sienten perjudicados. También existen quejas de otros tipos. El gerente de la Empresa Municipal de Hábitat y Vivienda habla sobre la situación del proyecto.

¿En qué estado recibió la actual Alcaldía ‘Ciudad Bicentenario’?

La historia del proyecto es bastante compleja. Nace hace unos 10 años y en 2014 se paraliza por una serie de complicaciones técnicas, jurídicas y financieras. Producto de esto, inclusive se dieron por terminados unilateralmente los contratos de las manzanas 22 y 29.

¿Qué se hizo para superar esta situación?

Apenas asumida la Alcaldía, el doctor Mauricio Rodas dispuso que se analice la situación y se actúe para reactivar el proyecto.

¿Cuál era el panorama legal?

La Contraloría entró a analizar lo que pasaba. En diciembre de 2016 emitió un informe final. Hay temas relacionados con la estructura de los contratos, el carácter de los mismos. Y esto desencadenó que tanto los constructores como la empresa tengan inconvenientes. Estos líos llegaron finalmente a los interesados en adquirir las viviendas.

¿Qué ocurrió financieramente?

Este fue un proyecto que contó con el bono de vivienda del Gobierno. Contó con recursos aportados por los beneficiarios. Pero estos últimos no han llegado como deben. Para la culminación de las 2 manzanas paralizadas (22 y 29), la Municipalidad tuvo que incluir en su presupuesto la totalidad de los fondos. Al momento, el proyecto tiene una cartera vencida bastante grande.

¿Qué otras complicaciones hubo?

El hecho de terminar contratos implica todo un procedimiento jurídico para reactivarlos. La mayoría fueron suscritos hace años y hay cambios normativos y acciones que debieron cumplirse poco a poco. Hubo inclusive que esperar un pronunciamiento de la Procuraduría General del Estado, que dio viabilidad para continuar con los contratos que estaban en camino y con la contratación de los que fueron terminados.

¿Cuántas unidades se habían entregado antes de esta Alcaldía?

La primera etapa constructiva estuvo compuesta por 1.042 viviendas. Y la segunda etapa está formada por 863 casas, integradas en las 10 manzanas reactivadas entre abril y agosto de 2016. 

¿Qué avance registra esta segunda etapa constructiva?

Aproximadamente del 90%. La manzana 22 ya fue concluida. Y la manzana 29, que es la última que resta por ejecutarse, tiene un avance aproximado del 35%.

¿Ya se entregaron las demás?

Las demás están listas en el 100% y las estamos entregando. Hemos adjudicado 151 unidades a los beneficiarios que han cumplido con sus pagos y han firmado las escrituras. Tenemos un paquete de 20 a 25 que están por ser entregadas.

¿Hubo reajuste de precios como reclaman algunas personas?

Esta administración no ha subido el precio de las casas (que estaban comprometidas). En marzo de 2012, la gerencia de la empresa suscribe una determinación de precios por cada etapa constructiva ($ 1.000 a $ 1.500 más). Imagino que para dar equilibrio financiero al proyecto. La instrucción desde la actual Alcaldía fue que en esta administración no se subirán los precios. Se respeta lo que estaba establecido.

¿Cómo fluctúan los precios?

Van de $ 9.500 a $ 21.000. Se pensó en una vivienda de tipo social, con precios muy difíciles de conseguir en el mercado.

¿Hay quejas de falta de obras?

Como empresa, en lo que respecta a obras complementarias, hemos cumplido hasta el momento.  Construimos, también, un parque central que está listo y prevemos inaugurarlo para diciembre. Pero hay equipamientos, por ejemplo, de salud o deportivos, que les corresponden construir a otras instancias estatales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: