Las partes sin pelaje son las más vulnerables en los momentos de gran incidencia del astro

Los animales también necesitan protección contra la radiación solar

- 23 de septiembre de 2017 - 00:00
Cualquier objeto se usó ayer en Quito para protegerse del Sol.
Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

La tarde del jueves se registró la temperatura más elevada en lo que va del mes, mientras que la mañana de ayer los niveles de rayos UV siguieron altos en Quito.

La alerta lanzada el jueves en la Sierra por la elevación de los niveles de radiación solar no solo aplica en los seres humanos.

Los dueños de animales también deben tener precauciones con sus mascotas o animales de granja frente a esta situación.

El pelaje es un protector natural de los rayos solares. Sin embargo, cuando la radiación sobrepasa los límites recomendados, los animales pueden sufrir quemaduras, sobre todo, en las zonas sin pelo, como la nariz, en el caso de los perros, o la zona de las orejas, en los gatos.

Otro factor al que se debe prestar atención es al calor. Rubén Granda, médico veterinario, indica que en la época seca, y más en estos días, es importante cuidar la hidratación de la mascota para contrarrestar el aumento de temperatura. Es necesario que beban agua de forma regular.

El especialista recomienda evitar los paseos o exposición de los animales, entre las 10:00 y las 17:00. “Existen razas que son albinas, con las cuales es necesario tener mayor cuidado”.

Aunque las patas no están expuestas de forma directa al Sol, también debe cuidarse esa zona del cuerpo.

Granda recuerda que el asfalto, el cemento y otras superficies pueden alcanzar altas temperaturas al estar expuestas por mucho tiempo al Sol. Un suelo caliente también puede lastimar las patas de los animales.

Por ello, se deben elegir los momentos más frescos (la mañana o la noche) para pasear a los animales.

En épocas como la actual en las que la radiación aumenta, es preferible no dejar los animales encerrados en los vehículos, porque pueden sufrir un golpe de calor e incluso morir.

Récord de calor

Entre tanto, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) informó que la tarde del jueves se registró una temperatura de 25,9 °C (grados centígrados) en el centro-norte de Quito.

Según la entidad, es el nivel  más alto registrado durante septiembre en la capital. Mientras que, a través de un gráfico, el Inamhi mostró la variación de los niveles de radiación ultravioleta (UV) durante este mes. El día 20 se registró la cota más alta, con 14 puntos. Esto ocurrió en el sur capitalino.

En tanto, a las 09:00 de ayer, las mediciones arrojaban valores de 9 para el índice UV. “Un nivel alto”, según el organismo, que vaticinó su elevación en las siguientes horas.

El Inamhi reiteró lo dicho en vísperas acerca de que “las altas temperaturas se presentaron en la Sierra a partir del lunes 18, debido al bajo contenido de humedad y a los cielos mayormente despejados”.

No obstante, la tarde de ayer ya se presentó nubosidad en el cielo quiteño y se espera que el nivel de humedad en la atmósfera aumente en los próximos días.

Pese a la recomendación de las autoridades de evitar exponerse al Sol innecesariamente en estos días, las personas acudieron ayer al parque La Carolina.

Ana Revelo estuvo ayer, como todos los días, en la pista del espacio público. Usaba shorts cortos y un top sin mangas mientras corría.

Aseguró que siempre se pone abundante protector solar en las partes expuestas de su cuerpo y se hidrata constantemente para evitar los efectos del Sol. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: