Miércoles, 28 Septiembre 2016 00:00 Quito

25 de las 44 nuevas estaciones se encuentran operativas hasta el momento

Las paradas provisionales del 'Trole' costaron $ 11.306 cada una

Cerca de la matriz del IESS todavía opera una de las paradas provisionales instaladas por la Alcaldía.
Cerca de la matriz del IESS todavía opera una de las paradas provisionales instaladas por la Alcaldía. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

La Alcaldía de Quito adquirió 16 estructuras metálicas como parte del proceso de remodelación de las estaciones del sistema municipal de transporte.

Redacción Quito

El 2 de octubre del año pasado, la gerenta general de la empresa municipal de pasajeros de Quito, Alexandra Pérez, firmó un contrato para  adquirir 16 paradas móviles provisionales.

El acuerdo fue suscrito con la compañía Mecanizados Vallejo-Vargas por $ 180.900 (sin IVA). Es decir, que la ciudad pagó $ 11.306 por cada una de estas estructuras.

Este tipo de estaciones metálicas se utiliza  desde octubre pasado por la remodelación de 44 paradas del Trolebús, en la que la Alcaldía invierte $ 13 millones, informó el gobierno local.

Según los documentos subidos al portal web del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), al menos ocho compañías presentaron ofertas. De estas, cinco fueron calificadas por la comisión técnica nombrada para coordinar la subasta inversa.

El proceso fue pedido por Rubén Lozano, gerente de operaciones de la empresa de pasajeros, el 4 de agosto del año anterior. Dos días después, el alcalde Mauricio Rodas oficializó la designación de Pérez como gerenta general.

El uso de las estaciones provisionales para embarcar y desembarcar causó molestias desde el principio en los usuarios del sistema de transporte municipal. Y transcurridos 11 meses desde el inicio de los trabajos de reconstrucción de los paraderos la situación persiste.

La tarde del lunes, Byron Segura reclamó para que se agilice la ejecución de las obras. El joven tecnólogo en Informática se apeó alrededor de las 16:30 de uno de los ‘troles’ en la estación provisional colocada en la avenida 10 de Agosto, cerca de la matriz del IESS. “Uno comprende y hasta acepta al principio las molestias del viento o la lluvia por la obra, pero ya va cerca de un año y no terminan los trabajos”.

Las estructuras metálicas son recubiertas la parte posterior y superior con lona. La empresa de pasajeros publicó anteayer en Twitter que 25 de las paradas intervenidas funcionan actualmente. Esto significa que el 44% de los trabajos aún no ha concluido o se halla en proceso.

El plazo ya terminó

El contrato firmado entre la empresa municipal de obras públicas y Planman Cía. Ltda. establece 100 días desde la fecha de suscripción del contrato “el plazo para la ejecución y terminación total de los trabajos”.

No obstante, la Alcaldía habría extendido el plazo para la ejecución de las obras. Así lo reveló la semana pasada la concejala de Quito Anabel Hermosa, quien forma parte de las filas de Alianza PAIS (AP).

Hermosa, quien interviene en el directorio de la Empresa Municipal de Obras Públicas, aseguró que el organismo no ha sido informado de las razones que llevaron a incrementar el período. La edil de AP recordó que, en caso de incumplimiento de algunos de los términos del contrato, el Cabildo debe aplicar sanciones.

Entre tanto, hay problemas de acoplamiento en algunas de las paradas reconstruidas y los buses biarticulados a diésel que adquirió la Alcaldía.

Según la Municipalidad, los nuevos vehículos operan con solo tres de sus cinco puertas en 19 estaciones del sistema municipal de transporte, por lo que los pasajeros que viajan en la parte posterior deben caminar hasta el frente para salir del bus, lo cual genera molestias. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO