La situación jurídica del proyecto Quitocables es confusa

| 05 de Septiembre de 2017 - 13:10
Protesta de moradores que rechazan la ejecución de la obra.
FOTO: Archivo / EL TELÉGRAFO

El gerente de la empresa municipal de Obras Públicas, Juan Pablo Solórzano, calificó de "suspensión del plazo contractual" a la situación jurídica en que se halla el proyecto de movilidad Quitocables, promovido por la Alcaldía en el noroccidente de la ciudad.

Solórzano aseguró, en una rueda de prensa, que la suspensión se debió a dos factores. El primero fue el hallazgo arqueológico de una vasija ocurrido durante la construcción de la estación La Ofelia, pero que tras comprobarse que el artefacto no correspondía a un asentamiento arqueológico, este factor había desaparecido.

La otra razón es la negativa de ocho dueños de inmuebles ubicados en el barrio San José del Condado a dejar sus predios, que están siendo expropiados por el Municipio para la construcción de la estación Mariscal Sucre. Esta situación aún no se resuelve.

El funcionario dijo que la suspensión contractual no impide que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército, entidad encargada de los trabajos, ejecute obras preliminares ni labores administrativas, aunque no especificó a cuáles se refería.

Tampoco las mencionó el teniente coronel Andrés Villacís, jefe de obra asignada por el organismo militar. Villacís precisó que el pedido de suspensión lo venía realizando el Cuerpo de Ingenieros desde el 14 de febrero por "razones, técnicas, físicas y sociales" y que este fue concedido el 2 de mayo.

Además, el oficial se refirió al trámite como "suspensión de la obra", aunque señaló que "el proyecto está vigente".

Villacís se refirió, también, a la suspensión del proceso de importación de los elementos electromecánicos del sistema de movilidad, anunciado por el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) el 18 de agosto y su pedido de que se realice un nuevo concurso que incluya elementos ecuatorianos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: