Martes, 20 Septiembre 2016 00:00 Quito

La Alcaldía amplió el plazo de la rehabilitación de 44 estaciones municipales

La parada Plaza del Teatro del Trolebús 'duró' 2 años

La parada Plaza del Teatro fue remodelada en 2014 con una donación de $ 108 mil del Banco Pichincha.
La parada Plaza del Teatro fue remodelada en 2014 con una donación de $ 108 mil del Banco Pichincha. Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

La estación del Trolebús, que fue presentada como modelo del sistema de transporte, es reconstruida.

Redacción Quito

El 1 de octubre de 2014, el alcalde Mauricio Rodas reinauguró la parada Plaza del Teatro del Trolebús, reconstruida con un aporte de $ 108 mil del Banco Pichincha.

El alcalde la presentó como el modelo que seguiría su administración en cuanto al cambio de estructura de las estaciones, así como al financiamiento de estos trabajos. Cuando están a punto de cumplirse dos años, el prototipo ha sido desmontado y se encuentra en proceso de reconstrucción.

El 30 de agosto pasado, el Cabildo justificó el procedimiento “por las obras de rehabilitación en dos tramos del sistema de alcantarillado” que ejecutó en la calle Guayaquil la Empresa Municipal de Agua Potable y Saneamiento.

Once meses antes, la Alcaldía empezó la reconstrucción de 44 paradas del sistema de transporte municipal para adaptarlas a los requerimientos de la nueva flota de 80 biarticulados a diésel.

Estas obras están a cargo de la empresa Planman Cía. Ltda. y la ciudad invierte en ellas $ 13 millones. Esto equivale a $ 295 mil por cada estructura ($ 187 mil más de lo que costó la parada piloto).

El contrato subido al portal del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop) establece en el numeral 8: “el plazo para la ejecución y terminación total de los trabajos contratados es de cien (100) días calendario, contando desde el día siguiente de la fecha de suscripción del contrato (el 15 de octubre de hace 2 años)”.

La concejala Anabel Hermosa (Alianza PAIS) asegura que la Alcaldía amplió los plazos de los trabajos, pero que “el directorio de la empresa municipal de obras públicas (en el que participa) no ha sido informado sobre las razones de esta medida”. También se desconoce cuándo se cumplirán los nuevos tiempos establecidos.

Hermosa dice que la empresa está obligada a justificar técnicamente las ampliaciones de plazos y en caso de incumplimiento establecer sanciones a la constructora. (I)

 

ENLACE CORTO