La actividad se realizará en 9 puntos de los chillos

La av. General Rumiñahui se cerrará mañana por un simulacro

- 04 de Febrero de 2017 - 00:00

El ejercicio de preparación ante una eventual erupción del Cotopaxi está previsto entre las 09:00 y las 10:30.

En nueve puntos de la zona del Valle de los Chillos (en el suroriente de Quito) se realizará, este domingo, un simulacro de preparación ante una eventual erupción del Cotopaxi.

El ejercicio implica una simulación real de las medidas de tránsito que se aplicarán en caso de que el nivel de alerta pase a naranja y roja por la actividad del volcán.

La av. General Rumiñahui, que conecta a la capital con la zona de los Chillos, se cerrará parcialmente, en un primer momento, y de forma total para vehículos particulares, en una segunda fase.

La Prefectura de Pichincha, encargada de la administración de la conexión vial, se integrará a través de los protocolos establecidos por la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

Vanessa Hidalgo, directora del área de peajes del Gobierno provincial, anunció que como está establecido cuando se anuncie la alerta naranja (alrededor de las 09:00) se suspenderá el cobro a los usuarios.

“Con esto se busca que en caso de un evento real se facilite la salida de las personas desde las zonas de riesgo”.

En este punto, el cierre de la llamada autopista Rumiñahui será a la altura del puente 9, desviando el tránsito hacia la av. 18 de Septiembre (hacia Conocoto) y la av. Río Amazonas (hacia el Tingo).

Cuando se declare la alerta roja,  la restricción de ingreso a la General Rumiñahui será total. Se habilitarán 5 carriles desde los valles hacia Quito y 2 carriles en dirección contraria únicamente para vehículos de emergencia. En ningún caso se permitirá el paso a vehículos particulares hacia los Chillos por esa vía.

Aunque el simulacro de mañana  involucrará básicamente a la ‘autopista al valle’, la planificación en caso de un evento real implicará otras medidas de tránsito.

Por ejemplo, al declararse la alerta naranja se suspendería la medida del ‘pico y placa’ para facilitar la circulación.
Además, las autoridades determinarán la aplicación de contraflujos (circulación en contra del sentido normal) en ciertas vías en caso de ser necesario.

Entre tanto, está previsto que los vecinos de 27 barrios, ubicados en las nueve zonas donde se efectuará el simulacro, apliquen los planes familiares de emergencia que hayan establecido en caso de erupción.

El ejercicio pretende, entre otras cosas, verificar el conocimiento de los ciudadanos sobre las rutas de evacuación hacia los puntos de encuentro. También se observará el funcionamiento del Sistema de Alerta Temprana (SAT), instalado en septiembre de 2015 en las áreas de riesgo de la zona suroriental del Distrito Metropolitano.

Evacuación de estudiantes

Los niños y jóvenes que estudian en la zona de los Chillos cuentan con un plan en caso de que la alerta por el volcán pase a color naranja. Según el Ministerio de Educación, 35 planteles están en zonas de riesgo ante una posible erupción.

Los estudiantes serán llevados a cuatro puntos establecidos como zonas seguras, La Marín (Centro Histórico), el coliseo General Rumiñahui (en el centro-norte) y las estaciones del sistema Metro ubicadas en La Magdalena (en el sur) y El Labrador (en el norte).

Los chicos podrán ser retirados de los sitios asignados en la ciudad por sus padres previa la presentación de la identificación respectiva.

Unos 330 buses (170 municipales y 160 de transporte escolar) participarán en este procedimiento de evacuación en caso de un evento real.

Adicionalmente, se habilitarán 15 vías de circulación, como la General Rumiñahui, Simón Bolívar y algunas del llamado hipercentro de la ciudad para facilitar el tránsito de los automotores con los alumnos.  

Además, las clases se suspenderán en caso de alerta en las zonas consideradas de riesgo. (I)