Lunes, 03 Octubre 2016 00:00 Quito

La gente se queja por la falta de estacionamientos, basureros y asientos en esta zona de quito

La Alcaldía olvidó los techos de los quioscos en el parque Navarro

Los comerciantes invirtieron hasta $ 12.000 para readecuar sus puestos de venta de alimentos.
Los comerciantes invirtieron hasta $ 12.000 para readecuar sus puestos de venta de alimentos. Foto: John Guevara / El Telégrafo

Los vecinos opuestos a la comercialización de alimentos en este espacio creen que debió aprovecharse la remodelación del lugar para eliminar las ventas.

Redacción Ciudadanía

Parte de los 16 vendedores de comida típica del parque Navarro están preocupados ante la llegada de la época de lluvias. Los puestos que les entregó la Alcaldía de Quito no tienen cubierta.

El espacio público, mejor conocido como el ‘parque de las tripas’, fue intervenido durante 3 meses por el Cabildo e inaugurado hace una semana.

Verónica Chango, vicepresidenta de la Asociación de pequeños comerciantes de La Floresta, agradeció por la adecuación pero dijo que así como a ellos, al Municipio se le olvidó algo: una cubierta para clientes y para los puestos de comida.

Los vendedores invirtieron aproximadamente $ 12.000 cada uno en el espacio de comidas, mientras que el Cabildo aportó $ 688.608 para la renovación del parque. “Los coches móviles los compramos a una empresa privada, en convenio y asesoría con el Municipio. Cada quiosco costó entre $ 3.000 y $ 4.500 y a eso se deben sumar las adecuaciones”.

Una de las vendedoras, quien pidió no ser identificada, dijo que de presentarse lluvias tendrán que usar carpas, como antes. Para evitar aquello, piden al Municipio que les ayuden en la adecuación e instalación de cubiertas pues ya han gastado mucho en los nuevos equipos.

Entre tanto, los clientes también hicieron reparos a la obra. Aunque hay más comodidad e higiene, consideran que la gran demanda de los puestos de tripas exigía mejores adecuaciones.

Nicolás Valencia, estudiante universitario, afirmó que al parque le hacen falta basureros. Él contabilizó únicamente 4 “aparte de los tachos que cada puesto de comida tiene”.

Asimismo, Eugenia Campaña, manifestó que en el sitio los asientos brillan por la ausencia. Rosario Yugcha, quien vende caucara (carne con tortillas) desde hace 30 años, opinó que el cambio que sufrió el sector es positivo ya que atraerá a más turistas.

Mientras que su colega Sandra Farinango dijo que organizarán un pedido formal para que se solventen “las cosas que nos hacen falta”. Entre tanto, los vendedores temen que la prohibición para estacionar en la av. De Los Conquistadores disminuya las ventas.

Actualmente, los comensales dejan sus vehículos en calles aledañas como la Ladrón de Guevara y Alfonso Perrier, lo que causa que en los alrededores del parque se evidencie el aumento de tráfico debido al número de carros estacionados.

La molestia de los moradores

Ernesto Samaniego, uno de los moradores del sector, está molesto debido a que en esas calles no se controla el tráfico. Mientras que otro grupo de vecinos ha manifestado su incomodidad por la remodelación de los puestos de comida. Para ellos la intervención era la ocasión perfecta para eliminar este tipo de negocios.

Una de ellas es Rocío Bastidas, presidenta del Comité Promejoras de La Floresta. Según la dirigente, la recuperación del lugar respondió a la demanda de un patio de comidas y no de un parque. Añadió que, al menos, cinco barrios del sector se ven afectados por la contaminación del aire que producen las ventas.

La concejala Daniela Chacón, quien trabajó con los moradores y la empresa de obras públicas en los cambios del parque Navarro, niega los reclamos y argumentó que se priorizó la creación de camineras, juegos infantiles y arborización.

La exvicealcaldesa de Quito apuntó que “se escuchó a todas las partes en las reuniones de socialización y participación ciudadana”.

Personas que viven y trabajan en los alrededores del parque señalaron que se decidió dejar a los comerciantes en el lugar, como un espacio de igualdad social”. (I)

ENLACE CORTO