Viernes, 03 Febrero 2017 00:00 Quito

Los trabajos provocaron el cierre temporal y definitivo de algunos negocios y la baja general de ventas en el área

Intercambiador no tiene fecha de apertura

En los trabajos se invierten $ 13,5 millones. La estructura beneficiará a unos 90 mil vehículos que circulan por la zona diariamente.
En los trabajos se invierten $ 13,5 millones. La estructura beneficiará a unos 90 mil vehículos que circulan por la zona diariamente. Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

La obra que se ejecuta en el sector la av. De Los Granados (Quito) debía concluir en diciembre pasado. La Alcaldía asegura que la construcción registra un avance del 89%.

Redacción Ciudadanía

“Estamos atendiendo normalmente”, dice un aviso colgado en la entrada del Banco Pichincha de la av. Eloy Alfaro y De Los Granados, en el área nororiental de Quito.

Adentro, 6 o 7 clientes realizan transacciones y en el exterior, una madre y su hija retiran dinero de uno de los cajeros electrónicos.

El servicio de autobanco no funciona desde marzo pasado, cuando  arrancó la construcción de un intercambiador de tránsito en la zona. Al lado, en el patio de una concesionaria de Chevrolet se exhiben menos de una decena de vehículos.

La administración prefirió aprovechar el tiempo en arreglar el piso del lugar y otras adecuaciones.  

Unos 500 metros más al norte, un cartelón cuelga de una de las paredes del local de la cadena Supermaxi con la leyenda “Abierto”. Y las barreras automáticas que permiten el acceso al estacionamiento permanecen levantadas todo el tiempo.

Para los negocios pequeños, los efectos han sido mayores.

Inés Lechón, propietaria del asadero La Merced, en la intersección de Eloy Alfaro y Joel Polanco, indicó que está empezando desde cero.

Reabrió su negocio el 15 de diciembre. La mujer aseguró que antes del cierre de la av. Eloy Alfaro vendía diariamente entre $ 150 y $ 180. Pero tras el arranque de la construcción del distribuidor de tráfico sus ingresos se redujeron de $ 20 a $ 30 por día, lo que resultaba insuficiente.

“Pago $ 420 mensuales de arriendo del local, así que no me alcanzaba. Negocié con los dueños de casa y cerré unos meses”.

Su hija Carolina aplazó su último semestre en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) por la falta de ingresos.

Su vecino Víctor Hugo Quishpe, administrador del comercio de repuestos automotrices Checoparts, afirmó que los ingresos se redujeron, en su caso, 50%. Comentó que mantienen abierto el negocio usando varias estrategias. Una de ellas es la incorporación del servicio de entrega de los repuestos a domicilio.

“Si el cliente tenía el carro en una mecánica, íbamos a dejar la parte en ese sitio”, indicó.

Pero los efectos fueron más graves para otras personas. La ferretería Carrera, que funcionaba en el cruce de la av. De Los Granados y Eloy Alfaro, hoy luce vacía. Es uno de los 7 negocios que los comerciantes medianos y pequeños del área contabilizan que se cerraron debido al proyecto.

Lechón y Quishpe esperan que la construcción termine lo más pronto posible. No están seguros de cuándo ocurrirá. Dijeron que escucharon que sería en febrero, pero la comerciante de comida calcula que podría ser en abril por la cantidad de trabajos que falta.

El alcalde Mauricio Rodas dijo el miércoles, durante su programa radial, que la obra registra un avance del 89%.

Sobre la fecha de la terminación de los trabajos y apertura del intercambiador expresó que podría ser “en las próximas semanas”, sin hacer ninguna precisión.

Al iniciar la edificación, el 8 de marzo anterior, se preveía que la entrega del distribuidor de tráfico sería en diciembre pasado. (I)  

ENLACE CORTO