Jueves, 29 Septiembre 2016 00:00 Quito

La vía soporta la circulación de 3.500 vehículos diarios

Extensión de la Machala lleva 2 años sin avances

El rótulo informativo es la única señal que queda del proyecto vial concebido e iniciado por la pasada Alcaldía.
El rótulo informativo es la única señal que queda del proyecto vial concebido e iniciado por la pasada Alcaldía. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

La obra fue concebida para mejorar el acceso vial a una decena de barrios ubicados en el noroccidente de Quito.

Redacción Quito

El mejoramiento de la calle Machala y su extensión hasta el sector de Pisulí es una de las 14 obras viales proyectadas por la anterior administración municipal capitalina.

Por la vía, que arranca en su parte alta en el cruce con la av. Mariscal Sucre (Occidental), circulan actualmente unos 3.500 vehículos diarios. De acuerdo con cálculos del Cabildo, en el año 2030 soportará un tráfico de 10.590 automotores.

El exalcalde Augusto Barrera calcula que la obra registraba un avance de alrededor del 30% hasta mayo de 2014 y estaba prevista una inversión de $ 3,7 millones.

El dato consta en la valla informativa colocada en el cruce de la Machala y la calle Río Aliso, desde donde debía partir la nueva vía que conectaría con Pisulí.

La obra fue concebida para mejorar el acceso vial de los barrios Santa Isabel, Mena del Hierro, San Antonio Alto, Comité del Pueblo N° 2, Colinas del Norte, Pisulí y Jaime Roldós, permitiendo un tráfico más fluido y facilitando el ingreso del transporte público.

Los habitantes de esas zonas se lamentan que los trabajos no hayan continuado desde hace aproximadamente dos años.

Jorge Chamorro, morador de Mena del Hierro, no está seguro de cuándo se detuvieron los trabajos exactamente. No obstante, el electricista opinó que “es una pena que no sigan las obras porque la vía ayudaría bastante. Para ir desde aquí a la Pisulí y la Roldós, ahora se tiene que usar la vía a Nono y entrar por Rancho San Antonio o bajar directamente a la (calle) Rumihurco”.

Su vecina Blanca Guerrero dijo que si “mejoraran la Machala, la Río Aliso y construyeran la otra vía los buses podrían ir hasta más arriba y aumentar los carros”.
Actualmente, la zona está conectada por la línea ‘Mena del Hierro- La Y’ al Corredor Central Norte (Metrovía), pero el servicio solo llega hasta ese barrio.

Para llegar a otras zonas ubicadas más al noroccidente, los ciudadanos usan otros medios, como el alquiler de camionetas.

La conclusión del proyecto vial ha sido mencionada como una de las alternativas que manejan los opositores al proyecto Quitocables del alcalde Mauricio Rodas.

La respuesta del Cabildo ha sido que la creación de nuevas vías en la zona incentivará el uso de vehículos y aumentará el tráfico. (I)

ENLACE CORTO