Jueves, 21 Septiembre 2017 00:00 Quito

Temática del cobro de pasajes se debatirá este día

El sistema integral de recaudo será concesionado en Quito

El uso de efectivo para el pago de pasajes debe desaparecer completamente en la capital hasta 2019, cuando empezará a operar el Metro.
El uso de efectivo para el pago de pasajes debe desaparecer completamente en la capital hasta 2019, cuando empezará a operar el Metro. Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO
Redacción Ciudadanía

El Concejo capitalino tiene previsto debatir hoy el proyecto de ordenanza para la implementación un sistema integrado de recaudo y otros dos componentes tecnológicos para el transporte público.

La propuesta regresa al órgano legislativo quiteño un año y ocho meses después de que ocurriera el primer debate.

La normativa establece que la instalación y operación de los tres elementos del llamado ‘Sistema Inteligente de Transporte’ sean concesionados.

La Dirección Metropolitana Financiera emitió un informe el 27 de noviembre de 2015 en el que respalda ese modelo debido a las restricciones presupuestarias por las que atraviesa el Cabildo.

“El mecanismo que le permitirá al Municipio implementar el proyecto de gestión del transporte (...) sería el de la concesión”, señala el documento.

La nueva forma de cobro de los pasajes deberá aplicarse en todas las instancias de la movilidad capitalina: transporte convencional, corredores municipales, Metro y Quitocables.

Está previsto que se use un sistema de tarjetas recargables, de las que se descuenten los costos de los viajes a través de lectores que operen sin necesidad de contacto.

Los otros 2 elementos tecnológicos que complementarán el manejo de la movilidad quiteña son el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) y el Sistema de Información al Usuario (SIU).

El SAE utilizará elmentos de georreferenciación tales como GPS. El objetivo es mejorar la regularidad del transporte, controlar los sistemas de pago y arrojar información real sobre demanda y otros indicadores de la operación.

En cuanto al SIU, la meta será entregar a los ciudadanos datos en tiempo real sobre aspectos tales como tiempos de espera en las paradas y estaciones y retrasos de las unidades.

Para ello se prevé el uso de herramientas como textos, audio en buses y estaciones, internet y aplicativos para teléfonos inteligentes. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias