Viernes, 20 Enero 2017 00:00 Quito

Colombia trata de anular el contrato de una carretera con la constructora

El Presidente de Panamá presiona a la Fiscalía a resolver el tema Odebrecht

El Presidente de Panamá presiona a la Fiscalía a resolver el tema Odebrecht
Foto: AFP
Redacción Ciudadanía

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela (foto), pidió conocer todos los detalles sobre los más de $ 59 millones pagados en sobornos por la constructora brasileña Odebrecht en su país para beneficiarse de contratos.

“Hay indignación nacional; por eso, lo que le toca al Ministerio Público (fiscalía general del Estado) es hacer justicia, dar con los culpables, que el país sepa toda la verdad y que se recupere el patrimonio”, dijo Varela a periodistas.

La constructora, a la que el gobierno panameño prohibió licitar en el país mientras no devuelva el dinero pagado en sobornos, se comprometió a reintegrar ese dinero entregado en comisiones, de acuerdo con la fiscal general panameña, Kenia Porcell.

Porcell también indicó que dos bancos en Panamá, los cuales no citó, están “suministrando información” sobre este escándalo.

Mientras tanto, el gobierno colombiano anunció que pedirá la nulidad de un contrato con la constructora brasileña, en cuya adjudicación presuntamente hubo irregularidades.

Se trata de una adición al contrato de la Ruta del Sol sector 2, un trayecto vial de más de 500 kilómetros que une el centro del país con el Caribe, cuya ejecución se inició en el mandato de Álvaro Uribe (2002-2010).

La fiscalía capturó el sábado al exsenador Otto Bula, suplente entre 1998-2002 y 2002-2006 de Mario Uribe, primo del expresidente Uribe y preso por vínculos con paramilitares, señalado de favorecer la adición en esa vía del tramo Ocaña-Gamarra, en el noreste del país, tras ser contratado por Odebrecht en agosto de 2013.

Por otro lado, las oficinas de la constructora brasileña Odebrecht en Santo Domingo fueron allanadas anteanoche en una investigación judicial por supuestos sobornos que suman $ 92 millones que la empresa habría repartido entre funcionarios del gobierno de República Dominicana.

Policías con armas largas cercaron el edificio donde están ubicadas las oficinas de la empresa brasileña, en el centro de la ciudad, mientras fiscales interrogaban a exfuncionarios vinculados con las licitaciones de obras que ganó la firma en el país.

En diciembre pasado, el gigante brasileño de la construcción confesó al Departamento de Justicia de EE.UU. que entregó $ 788 millones en sobornos a funcionarios de 12 países a cambio de la asignación de obras de infraestructura. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO