Sábado, 24 Septiembre 2016 00:00 Quito

El dictamen arqueológico sobre San Francisco estará listo en 3 semanas

A fines de marzo empezó la intervención en la plaza de San Francisco para la construcción del Metro.
A fines de marzo empezó la intervención en la plaza de San Francisco para la construcción del Metro. Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

La Alcaldía de Quito duda que existan hallazgos importantes en base de lo encontrado en la plaza y prospecciones realizadas en el Centro Histórico.

Redacción Quito

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) anunció que alrededor del 10 de octubre se pronunciará sobre el informe arqueológico enviado por el Municipio de Quito respecto a la construcción de la estación en la plaza de San Francisco.

El INPC es parte del comité interinstitucional que supervisa las intervenciones en el centro a propósito del Metro.

El martes, imágenes del estudio del Cabildo fueron publicadas a través de las redes sociales, desatando especulaciones respecto a un supuesto gran hallazgo.

En las fotografías filtradas se observa una serie de estructuras que algunas personas señalaron podría tratarse de vestigios precoloniales.

A través de un comunicado de prensa ese mismo día, la Alcaldía identificó lo encontrado como “3 cámaras cavadas en cangahua (roca sedimentaria de origen volcánico) y secciones incompletas de algunos canales y tuberías de agua”.

Según el Cabildo, este tipo de elementos suelen ser encontrados comúnmente en las intervenciones que se realizan en la zona del Centro Histórico.

El informe indica que, adicionalmente, se hallaron “restos de plásticos, cañerías de cobre e incluso monedas de 10 centavos de sucre”, lo que da idea de que la zona de la construcción ha recibido influencia humana moderna.

El área tiene “claras muestras de intervenciones y roturas anteriores, que probablemente fueron provocadas por las obras que se han realizado en la plaza de San Francisco desde inicios del Siglo XX”.

Alfonso Ortiz Crespo, actual Cronista de la Ciudad, rechaza las “imágenes fantasiosas que elaboran  investigadores poco profesionales sobre una ciudad precolombina con templos, pirámides...”.

El Cronista sostiene que hasta ahora no existe evidencia de que la urbe incaica de que hablan algunos existiera, porque la breve presencia incaica en esta parte del continente no habría permitido que fuera construida.

Dice que, por ejemplo, cuando el desaparecido Fondo de Salvamento (Fonsal) cambió el piso del convento de San Francisco no halló rastros del supuesto templo indígena que algunos creen existiría debajo de la edificación.

“Se excavó durante 3 meses para realizar los trabajos e incluso se cerró la iglesia y no se encontraron huellas”.

Respecto a la plaza de San Francisco, los registros históricos señalan que nace con la llegada de los españoles.

Respecto a la aseveración de que habría sido un tianguis (mercado) indígena y que los europeos lo conservaron como tal, el Cronista lo pone en duda.

Dice que esa función estaba reservada para las plazas mayores (Plaza Grande en el caso de Quito). Y que prueba de ello es la presencia de portales en lo que son los palacios Municipal y Arzobispal.

El uso comercial de San Francisco habría iniciado en el gobierno de García Moreno, que transformó a la Plaza Grande en un parque.

La ausencia de vestigios arqueológicos de importancia en el Centro Histórico fue anunciada en febrero por el alcalde Mauricio Rodas.

El anuncio se efectuó luego de una tomografía térmica que se hizo en diferentes espacios del casco colonial, con la que se rastreó hasta 40 metros debajo del suelo. (I)

ENLACE CORTO