Los activistas de las bicicletas realizaron una coreografía y una caravana

El Día sin Auto tuvo poca acogida

- 23 de septiembre de 2017 - 00:00

Marco Cisneros se sorprendió al conocer que ayer se celebraba el Día Mundial sin Auto.

Confesó no haberse enterado del llamado del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, para que la ciudadanía se uniera a la fecha y dejara los vehículos particulares.

Su profesión de visitador médico -dijo- le hubiese impedido, de todos modos, cumplir con la petición.

“A veces tengo citas seguidas en lugares distantes de la ciudad y no llegaría a tiempo en transporte público. Y el uso de taxis me saldría carísimo”, aseguró mientras abordaba su Chevrolet Spark parqueado cerca de la intersección de las calles UNP y Japón (centro-norte).

Pero Cisneros no fue el único habitante de la capital que no eligió medios alternativos de movilidad para desplazarse este viernes.

A las 11:00, el espacio central de la Avenida de los Shyris estaba lleno de carros estacionados, cuyos dueños atendían trámites y asuntos personales en los edificios cercanos.

El mismo panorama se observaba en los parqueaderos del parque La Carolina. Más temprano, las unidades de transporte público, tanto convencional como municipal, lucían el nivel de ocupación normal.

En tanto, el nivel de tráfico en las vías capitalinas era el habitual para un viernes, con nudos en algunos puntos de la ciudad.

No obstante, los entusiastas de la movilidad alternativa conmemoraron la fecha temprano en el sector La Cruz del Papa, en el mismo parque La Carolina.

Elaboraron una coreografía para formar la imagen de una bicicleta y se trasladaron a bordo de sus vehículos no motorizados hasta la Universidad Católica en caravana. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: