Sábado, 12 Noviembre 2016 00:00 Quito

El acuerdo entre el municipio de quito y la fundación se suscribió en 1979 y se renovó en el 2000

El deterioro de Fundeporte motiva un pedido para rever el comodato

Parte de los costos de mantenimiento los cubrirían entidades del sector privado, según la administración.
Parte de los costos de mantenimiento los cubrirían entidades del sector privado, según la administración. Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Actualmente empresas privadas como Produbanco y Supermaxi contribuyen al mantenimiento del espacio de 33 hectáreas, ubicado en el sur de Quito.

Wilmer Torres

Fundeporte es un área de recreación situada en Quitumbe, en el sur de Quito,  desde 1979.

A través de un comodato el Municipio capitalino entregó las 33 hectáreas de terreno a la Fundación para el Desarrollo Deportivo (Fundeporte), que en la administración de Roque Sevilla fue renovado en el 2000 para un periodo de 25 años.

Últimamente, dirigentes barriales, sociales y concejales se han expresado a favor de que el inmueble vuelva a poder del Cabildo. Argumentan, entre otras cosas, que la infraestructura muestra signos de deterioro, lo que contraviene el contenido del comodato.

Buscan que ocurra lo que sucedió con el Centro Deportivo Metropolitano Iñaquito (ex-Municipal Tenis Club), espacio del centro-norte quiteño que también tenía un comodato.

El club, hasta 2010, funcionó como un centro privado en el que, para ingresar, se debía pagar una membresía. En la administración del exacalde Augusto Barrera se revirtió esa figura y volvió a manos municipales con acceso gratuito.

Según el coronel Eduardo Subía, administrador de Fundeporte, el lugar es “una entidad social, que la auspicia y financia el señor Rodrigo Paz, vicepresidente del complejo”.

En febrero de 2004, el representante de la Fundación Real Madrid, Miguel Ángel Arroyo, firmó una declaración de intenciones con el entonces presidente de Fundeporte, Rodrigo Paz, para la creación de una escuela deportiva de integración social en Quito.

Subía explica que parte del financiamiento del parque lo aportan empresas privadas como Supermaxi y Produbanco. En este último Paz fue socio y presidió el Directorio. El ingreso tiene un costo de $ 0,35 por persona. Los fines de semana, según el administrador, llegan al lugar unas 8 mil personas, lo que dejaría ingresos por $ 2.800.

Subía justifica el cobro en que “eso se destina para el mantenimiento del lugar. Entre personal administrativo y de mantenimiento hay 12 colaboradores”.

El espacio cuenta con 56 canchas de fútbol, vóley, básquet y tenis. Así mismo, existe una piscina semiolímpica; una pista de patinaje y la de BMX (bicicleta) está en proceso de construcción.

María Silva, de 32 años, quien visita frecuentemente el sitio, señaló que el parque “es uno de los pocos espacios de recreación del sector sur”, pero que necesita mayor atención y cuidado.

En Fundeporte funciona, también, una escuela para 200 niños y adolescentes en condiciones de vulnerabilidad, la cual es manejada por Su cambio por el Cambio, fundación sin fines de lucro perteneciente a Produbanco.

Subía resaltó que los “chicos reciben educación, capacitación, así como desayuno y almuerzo”. Además, dentro del complejo existe una escuela del equipo Liga Deportiva Universitaria (LDU), institución dirigida por Esteban  Paz.

Luisa Maldonado, concejala de Alianza País, dijo que hay una cláusula en todo comodato que establece que “al no cumplirse con el objetivo de dotar de infraestructura en buen estado, se puede revertir la concesión”. Afirmó que levantará un informe para “solicitar una inspección técnica y pedir que se revea el comodato tomando en cuenta que Fundeporte está en la zona de desarrollo como Quitumbe, Chillogallo y Guamaní”. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras
Modificado por última vez:
Viernes, 11 Noviembre 2016 16:06

Banner

Últimas noticias