Martes, 18 Octubre 2016 00:00 Quito

Más de 200 líderes locales se reunieron el domingo para discutir acerca de planificación y servicios eficientes.

El acceso a servicios, aún en la agenda de alcaldes

Las autoridades locales conversan antes de la instalación de la asamblea mundial.
Las autoridades locales conversan antes de la instalación de la asamblea mundial. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo
Redacción Actualidad

La Segunda Asamblea Mundial de Alcaldes, efectuada la tarde del domingo, analizó el nuev  modelo de ciudad a implementarse en los próximos 20 años en infraestructura, servicios básicos, transporte y movilidad y, como un nuevo concepto planteó el derecho de las ciudades a planificar su propio desarrollo y destino.

La Nueva Agenda Urbana presentada en el marco de Hábitat III puso en evidencia la desigualdad aún latente en muchas urbes. Por ejemplo se estima que 1.000 millones de  personas viven en tugurios, sitios golpeados por la  violencia de género, discrimen, racismo, explotación de niños y adolescentes, carencia de servicios básicos vitales y dificultades de acceso a educación y salud.

En el encuentro, alrededor de 200 alcaldes delinean una agenda para enfrentar esos problemas. El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, dio la bienvenida al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon y precisó que la nueva Agenda Urbana permitirá a los gobiernos locales dar seguimiento y evaluar las políticas públicas.  

La ministra de Desarrollo  Urbano del Ecuador, María  de los Angeles Duarte, apuntó que la nueva agenda debe ser inclusiva y global. Precisó que tras 20  años de la reunión en Estambul, hay que apuntar a ciudades mejor planificadas y urbanizadas con excelentes prácticas y servicios para la población.

Joan Clos, secretario general de Hábitat, recordó que en 1996 se propuso la unión de alcaldes del mundo en una estructura que los represente.

Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha, expresó que no se pueden construir ciudades sin atar la agenda urbana a lo rural.

Kumar Rai Bipin, miembro de Urban Board City de Nueva Delhi (India), planteó la necesidad de que los gobiernos locales faciliten el acceso de los grupos más vulnerables a la salud, un derecho fundamental.

Patrick Braquezec, presidente de plan Comuna de París, respaldó el derecho de la gente a  espacios adecuados de esparcimiento, respetuosos con el ambiente. Y cuestionó que el 1% de la población mundial posea lo mismo que el total de todos los habitantes del planeta.

Je-Won Lee, alcalde de Seúl, destacó la creación de un programa de viviendas para familias multiculturales. Además tomaron medidas contra el impacto ambiental. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias