Martes, 05 Septiembre 2017 00:00 Quito

El Municipio ayudará a la rehabilitación de la propiedad dañada

Cuatro peritos buscan las causas del incendio del inmueble patrimonial quiteño

Aún se desconocen las causas del incendio. Los estudiantes iniciaron clases en las instalaciones de otro establecimiento educativo en el centro-sur de la capital.
Aún se desconocen las causas del incendio. Los estudiantes iniciaron clases en las instalaciones de otro establecimiento educativo en el centro-sur de la capital. Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

El siniestro afectó el 98% de la edificación de la unidad educativa María de Nazareth. Una parte de la construcción se quemó, mientras que otra colapsó por el debilitamiento, producto de las llamas.

Redacción Ciudadanía

La edificación en la que funcionaba la Unidad Educativa María de Nazareth, en el centro de Quito, es uno de los 4.999 inmuebles patrimoniales inventariados por el Cabildo en esa parte de la capital.

El Municipio anunció que ayudará a la rehabilitación de la propiedad, afectada por un incendio la tarde del domingo.

Hasta el mediodía de ayer, sin embargo, el personal del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP) no ingresaba al lugar para evaluar el estado en el que quedó a consecuencia de las llamas y planificar las intervenciones que se requerirán; las condiciones del inmueble aún eran adversas.

Ayer, 4 peritos de la Brigada de Investigación de Incendios del Cuerpo de Bomberos de Quito (CBQ) iniciaron el análisis en el establecimiento para determinar las causas del siniestro.   

De acuerdo con Juan Zapata, secretario de Seguridad y Gobernabilidad de Quito, los últimos análisis muestran que el colegio está afectado el 98%.

La edificación es de construcción mixta, madera, carrizo, adobe, bloque y tejas, por lo que las llamas se propagaron con rapidez.

Según Zapata, durante el incendio se evacuó a 63 adultos mayores de la Residencia Santa Catalina Laboure y 60 personas del Hogar del Niño San Vicente de Paúl, ubicados junto a la unidad educativa.

A las 18:00 del día, se dispuso el regreso a sus lugares de residencia.

Pablo Andino, teniente del CBQ, dijo que a las 17:38 del domingo ya estaba controlado el incendio, que habría iniciado alrededor de las 15:00. Las llamas afectaron aulas, laboratorios y la biblioteca.

Un día después, la edificación quemada aún emanaba humo negro y en ciertos sectores todavía había brasas. Lo que quedó sin consumirse del techo permanecía en el piso, mientras que las paredes negras servían de apoyo para las maderas destruidas. En los alrededores se observaban rezagos de los cilindros de gas que explotaron.

Algunas exestudiantes de la institución se congregaron afuera del inmueble y con lágrimas decían que no podían creer lo sucedido. Ellas se organizan para brindar ayuda. Su objetivo es reconstruir al que llaman su segundo hogar.

La edificación tiene alrededor de 200 años de construcción y en 1954 se inauguró la Unidad Educativa María de Nazareth.

De acuerdo con Estefanía Muñoz, exestudiante, las autoridades de la unidad educativa buscan dónde ubicar a los alumnos para que puedan cursar el año lectivo. El objetivo -dice- es encontrar un sitio donde puedan estudiar en horario matutino, como siempre lo han hecho.

Por lo pronto, los 638 estudiantes inauguraron sus actividades en la Unidad Educativa Fernández Salvador, en el sector la Villaflora, en horario vespertino.

La Unidad Educativa María de Nazareth no es la única edificación patrimonial afectada por las llamas en los últimos años. También se han registrado daños ocasionados por otros factores como el vandalismo o precipitaciones pluviales. (I)

05-09-17-incendio-1 05-09-17-incendio-2 05-09-17-incendio-3 05-09-17-incendio-4 05-09-17-incendio-5 05-09-17-incendio-6 05-09-17-incendio-7 05-09-17-incendio-8

DATOS

El 25 de diciembre de 2015, un incendio consumió parte de la capilla de la Tercera Orden Franciscana de Tumbaco (oriente de Quito).

La cubierta, paredes portantes, altar mayor, imágenes y bienes muebles del templo sufrieron daños por el fuego. El inmueble también es considerado como un bien patrimonial capitalino.

En febrero de este año, según información publicada por la agencia de noticias municipal, se iniciaron los trabajos de rehabilitación integral del espacio. El año previo se ejecutaron obras preliminares.

El agua también ha afectado los inmuebles patrimoniales capitalinos. Ello ocurrió, por ejemplo, en la pasada temporada de lluvias.

En mayo, el IMP tenía registradas 214 edificaciones patrimoniales con afectaciones bajas; 176 afectaciones eran medias y 81, con afectaciones altas; de estas, 33 presentaban problemas estructurales.

Las llamas y el fuego producidos por el siniestro del domingo alarmaron a los ciudadanos, pues eran visibles desde diversos puntos. Foto: Marco Salgado / EL TELÉGRAFO

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias