Sábado, 08 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

Los técnicos brasileños comparten sus experiencias de río de janeiro

Obras del tranvía en Cuenca se paralizan parcialmente

Propietarios de comercios y dueños de viviendas en el centro de Cuenca protestaron contra obras del tranvía.
Propietarios de comercios y dueños de viviendas en el centro de Cuenca protestaron contra obras del tranvía. Foto: Rodrigo Matute Torres/ El Telégrafo

Comerciantes y residentes protestan en las calles por el retraso de trabajos. El alcalde Cabrera culpó a la empresa.

Redacción Regional Sur

El anuncio de la suspensión parcial de las obras del tranvía generó protestas de comerciantes y propietarios de viviendas de la calle Gran Colombia, en Cuenca. Las autoridades municipales trataban, hasta el cierre de esta edición, de apaciguar los ánimos y buscar soluciones.

Romeo Moncayo, director del proyecto, aclaró que la paralización no es general sino de nuevos elementos que no estaban contemplados. “La no valoración de estos elementos en el contrato original influyó”, dijo el funcionario.

Moncayo señaló que no existen retrasos en los pagos al Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca. “Desmiento completamente esta situación, esperemos que en los próximos días con la fiscalización actualizada se dé datos exactos sobre el tema económico del proyecto”.

El consorcio habla de rubros nuevos, de 138 presupuestos que se implementaron desde 2014 para   complementar la planificación básica. “Esto significa 70 ítems de trabajo que no afectan a todo el proyecto, ya que se labora en varios puntos para que la paralización no sea total”, dijo y descartó que la misma tenga que ver con una anunciada terminación del contrato de manera unilateral.

Mientras tanto, las quejas aumentaron en las calles de la ciudad. Los dueños de tiendas y viviendas dijeron que están cansados de los ofrecimientos que se han hecho en los últimos meses.

Indicaron que los cronogramas de trabajo no se cumplen y ellos solicitan que se agiliten las obras en el Centro Histórico, ya que las pérdidas son cuantiosas, incluso quebraron varios almacenes que funcionaban en la calle Gran Colombia y otras vías, por donde circulará el tranvía.

A María Ordóñez, propietaria de un hotel en la calle Lamar, le inquieta que en los diferentes frentes de trabajo no haya materiales para la construcción, lo que impide que los obreros avancen sus labores. “Son ya más de 50 los días de retraso en varios tramos”, dijo.

De acuerdo con el último cronograma presentado por el proyecto Tranvía, en diciembre deberá finalizar la obra civil en el Centro Histórico.

Al grito de ‘Únete cuencano’ los perjudicados caminaron por la calle Bolívar hasta la Municipalidad, donde están ubicadas las oficinas del tranvía, en este lugar hicieron un plantón y solicitaron al alcalde que agilice los trabajos. Luego avanzaron hasta la Gobernación, donde obstaculizaron el tráfico vehicular.

Los manifestantes temen que este plazo no se cumpla. El alcalde Marcelo Cabrera reconoció que uno de los problemas de los retrasos son los materiales, pero explicó que eso es responsabilidad del consorcio. “Existen estas dificultades, como ya he manifestado en días anteriores, por la falta de recursos de quien asumió la responsabilidad de entregar esta obra”, expresó.

Delegación brasileña recorrió las obras en el centro de Cuenca

Una delegación de consultores internacionales, conformada por Ricardo Gastón Pérsico y César Cano, quienes fueron parte del equipo que construyó  y operó el tranvía de Río de Janeiro, visitó ayer las obras del tranvía de la capital azuaya.

El objetivo fue compartir con los técnicos locales la experiencia ganada durante la ejecución de la obra en la ciudad brasileña. “Toda experiencia, indistintamente de donde venga,  es un aporte valioso en nuestra tarea. Son técnicos que, como nosotros, afrontaron situaciones que cambiaron la realidad de una ciudad tan grande como Río de Janeiro. Trataremos de aprovechar al máximo esta visita”, dijo Romeo Moncayo.

César Cano es director de la empresa Benito Roggio Transporte (BRT) que opera el tranvía de Río de Janeiro y Ricardo Pérsico es experto en material rodante. Ellos brindaron sugerencias para efectuar pruebas del equipo que operará en Cuenca, la integración con otras modalidades de transporte y la seguridad  del sistema  en general.

Pérsico afirmó que la situación vivida en Río de Janeiro “es peor que lo que sucede en Cuenca. Es una ciudad más grande, con la presión de varios sectores, además tuvimos la cercanía de los Juegos Olímpicos y eso nos creó un escenario de desesperación en el trabajo”, indicó.

Pese a todos los problemas iniciales, hoy la ciudad de Río de Janeiro disfruta de las bondades de la obra. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense