Miércoles, 28 Septiembre 2016 00:00 Regional Sur

El costo de la obra bordea los $ 60 millones

Machala construirá nuevo acueducto desde octubre

La rotura de la matriz ha sido permanente; los cantones Machala, Pasaje y El Guabo se han quedado sin agua.
La rotura de la matriz ha sido permanente; los cantones Machala, Pasaje y El Guabo se han quedado sin agua. Foto: Fabricio Cruz / El Telégrafo

Son 37 kilómetros de red los que tienen que cambiarse debido a su vetustez y a las conexiones clandestinas.

Redacción Regional Sur

Pese a que el alcalde de Machala, Carlos Falquez Aguilar, anunció que una parte de los 37 kilómetros de tubería principal de agua potable de asbesto cemento se cambiaría en este mes, los trabajos aún no han iniciado.

Ahora, la empresa Aguas Machala anuncia que la obra se hará en octubre, la cual ayudaría, en gran parte, a mejorar la presión y la calidad del líquido vital que reciben los machaleños. Ahora las tuberías serán de hierro dúctil.

Según Hugo Armijos, de Aguas Machala, el actual acueducto fue construido hace 35 años, es una tubería de asbesto cemento, material nocivo para la salud y su utilización ya ha sido prohibida en muchos países. Además, el diámetro del ducto es insuficiente para la demanda actual porque la ciudad ha crecido en relación con 1981.

El proyecto del nuevo acueducto denominado ‘La Ferroviaria’, que nace en la parroquia El Cambio y termina en la avenida Édgar Córdova, en Machala, tiene una extensión de 5.500 metros. Serán dos líneas de tubería de hierro dúctil, la una de 900 mm y la otra de 600 mm porque conducirán el agua potable desde las dos fuentes de generación, como son las plantas La Esperanza y El Cambio.

Al ser de mayor diámetro, las tuberías soportarán el flujo del agua que se produce en las dos plantas, aumentando automáticamente la presión, debido a que el problema que tiene la ciudad es la falta de fuerza en las redes domiciliarias, según Armijos.

Serán $ 7 millones de inversión en el cambio del tramo de las cañerías. María Esperanza Jupán reside en uno de los barrios del noroeste de Machala y recién el año pasado pudo acceder al agua potable por tubería, pues por muchos años compró a los tanqueros.

A pesar de que el agua no llega con mucho empuje a su casa, considera un logro que la cobertura de agua potable se extienda en Machala, sin embargo, le ha tocado sufrir con la escasez debido a las constantes roturas del conducto por la vetustez y las conexiones clandestinas en todo su trayecto.

Para aliviar este problema, la empresa Aguas Machala tiene previsto el cambio de la tubería principal de 37 kilómetros y, para ello, cuenta con un plan maestro en el que se necesitarían al menos $ 60 millones para mejorar toda la red de agua potable. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense