La Sierra centro también experimenta un cambio de clima

Lluvias dan leve respiro a bomberos y a los ríos

- 29 de noviembre de 2016 - 00:00
En el sector de Ochoa León, en Cuenca, la caída de un árbol tumbó también un poste de alumbrado público.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

El caudal se mantiene bajo; según el Inamhi, se prevén aguaceros menores en las próximas horas en Cuenca.

Cuenca / Ambato.-

El clima cambió drásticamente en el centro y sur de Ecuador en las últimas horas. De las altas temperaturas (26 grados) que sofocaban a los habitantes de estas dos regiones, pasó a un clima de lluvias que dejaron, incluso el fin de semana, inundaciones y una leve recuperación en el caudal de los ríos, en especial en Cuenca.

Según Fabio Billcanzone, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), las lluvias irán desapareciendo poco a poco en el sur y volverán los climas secos.

“Se trata de una inestabilidad atmosférica la que produjo las lluvias”, dijo el técnico, en referencia al aguacero del domingo en Cuenca y que afectó sectores como: Uncovía, Las Acacias, La Compañía, ya que el río Machángara se desbordó, incluso muchos conductores tuvieron problemas con sus vehículos, los cuales quedaron atrapados por la acumulación de agua.

También fueron afectados sectores como Monay y El Valle, donde se produjo una fuerte granizada. Según el técnico del Inamhi, el domingo cayeron 5,3 milímetros de precipitaciones en horas de la tarde.

Para los técnicos del Instituto, en noviembre estaba previsto que llovieran 86,2 milímetros, pero tan solo han caído 30,4 milímetros. “Hay un déficit, no llovió lo que estaba previsto”, manifestó el técnico.

Asimismo, tras la fuerte tormenta, los ríos recuperaron levemente su caudal, aunque ayer volvió a disminuir. El Tomebamba, este lunes, tuvo un caudal de 0,44 metros cúbicos de agua por segundo, la semana pasada su promedio fue de 0,20 m³/seg. El río Yanuncay ayer tuvo un caudal de 2,53 m³/seg, mientras el Machángara, con la crecida, llegó hasta los 7 m³/seg, ayer se situó en los 2,13 m³/seg. Y finalmente en el Tarqui, el caudal también es bajo con 0,44 m³/seg.

Para los técnicos del Inamhi, en las próximas 24 horas no habrá lluvias de importancia en la provincia de Azuay. “Se esperan leves precipitaciones”, dijo el técnico Billcanzone.

De igual forma, el lunes no se reportaron incendios forestales, las lluvias aliviaron el trabajo de los cuerpos de socorro.

Sierra centro, también afectada

El clima en la Sierra centro cambió drásticamente en los últimos días. Las mañanas calurosas y soleadas fueron reemplazadas por cielos nublados con claros esporádicos.

Las lluvias empezaron a ganar fuerza, especialmente en Cotopaxi. El domingo pasado ocurrió un hecho inesperado: una granizada sorprendió a los latacungueños y a los habitantes de otras localidades cercanas.

Según los bomberos, la zona suroccidente de esta urbe en barrios como San Rafael, Rumipamba y El Chofer fue afectada por la granizada.

El acontecimiento se produjo aproximadamente a las 15:30. No se reportaron emergencias graves, excepto las alcantarillas que colapsaron y produjeron inundaciones leves en el centro y en el barrio San Felipe.

El ECU-911 reportó que en el subcentro de Loma Grande (parroquia Eloy Alfaro) ingresó una cantidad considerable de agua, debido a que la construcción está en una hondonada. No hubo daños materiales ni afectaciones humanas.

Personal del lugar, con la ayuda de los ‘casacas rojas’, trabajó la mañana de ayer en la limpieza de aceras, calles e ingresos a viviendas.

Esta fue una de las lluvias más fuertes reportadas durante noviembre. (I)

-------------------------------

El fin de semana hubo una minga

Las orillas quedan limpias de desechos

Aprovechando los bajos caudales que tienen los ríos de Cuenca, más de 10 empresas de la Municipalidad y vecinos de los sectores afectados se unieron el pasado fin de semana para limpiar las orillas de los ríos, los cuales estaban llenos de desechos.

Más de 300 personas recorrieron las orillas del Tomebamba, Yanuncay y Tarqui. La Empresa Municipal de Aseo de Cuenca, EMAC EP, puso a más de 100 personas que laboraron casi todo el domingo, en el retiro de basura acumulada y expuesta, debido a la sequía que se vive en el cantón.

Según, Jorge Tola, jefe de Áreas Verdes de la EMAC, el personal se centró en recoger troncos, plásticos, cartones y botellas que son tirados hasta el lecho de los ríos. “En un solo día hemos retirado más de 100 toneladas de desechos”, dijo el funcionario de la EMAC.

El trabajo fue complementado por los obreros de la Empresa de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado (Etapa), quienes se unieron al trabajo junto a los pocos vecinos de los sectores por donde se realizaba la tarea.

Los obreros, debido a la escasa agua que aún tienen los ríos, no dudaron en trabajar, incluso metidos en la poca corriente. “Para tener una ciudad limpia, nuestros obreros están dispuestos a trabajar cualquier día de la semana, pero también requerimos que los ciudadanos se concienticen sobre el cuidado de nuestros ríos”, dijo su gerente, Iván Palacios, quien estuvo presente en esta jornada.

Pocos fueron los vecinos que ayudaron en estas tareas, más bien pedían que las orillas queden limpias porque son cuevas de roedores y de basura acumulada por mucho tiempo. (I).

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: