Sábado, 19 Noviembre 2016 00:00 Regional Sur

Las altas y bajas temperaturas continuarán la próxima semana en la provincia del Azuay

La intensa sequía pone en alerta los servicios básicos de Cuenca

Los termómetros de los relojes instalados en las avenidas de Cuenca registraron altas temperaturas.
Los termómetros de los relojes instalados en las avenidas de Cuenca registraron altas temperaturas. Foto: Fernando Machado/ El Telégrafo

El jueves el termómetro marcó 26,2 grados en Cuenca y ese mismo día en la madrugada se registró 3,9 grados con un frío intenso.

Redacción Regional Sur

Las altas temperaturas someten a los cuencanos. En esta semana el calor pasó de los 27 grados, aunque en los registros del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) se dijo que el jueves estuvo en los 26,2 grados, la temperatura más alta registrada en esta ciudad en lo que va de este mes.

Los cuencanos no están acostumbrados a este clima, por lo tanto se ven obligados a usar ropa liviana, llevar sombrillas, botellas con agua, e incluso bloqueadores para protegerse del intenso sol, en especial del mediodía.

Para el ciudadano Fernando Quintuña, este clima caluroso no es bueno porque provoca incendios forestales, pone en riesgo el consumo de agua potable y le hace difícil caminar por la ciudad. “Los intensos soles queman, por eso debo tomar un bus aunque al interior también es sofocante”, dijo.

Una cosa parecida indicó Julio Parra, un taxista de Cuenca que calificó como insoportable el calor del mediodía. “Señor, solo porque necesito trabajar estoy aquí, caso contrario me iría a la casa”, manifestó tras señalar que los usuarios también se quejan y piden que se abra las ventanas del carro o que ponga un poco de ventilación.

Hace 15 días cayó un poco de lluvia sobre la ciudad, pero no fue suficiente para recuperar los caudales de los ríos o para mojar las montañas y evitar los incendios forestales.

Pero no solo es el calor, en las madrugadas la temperatura desciende hasta los 3,9 grados como sucedió este jueves. Los días anteriores el frío hizo que el termómetro bajara hasta los 5 grados. “Esto no es bueno para la agricultura”, señaló  el ciudadano Quintuña, “ya que la escarcha que cae quema la poca hierba que existe para los animales”.

Según Florencio Chacón, técnico del Inamhi, este sábado y domingo habrá una nubosidad que permitirá que las altas temperaturas disminuyan en Cuenca, pero para el lunes volverá nuevamente este clima caliente que tiene la ciudad y buena parte de la provincia del Azuay.

Así también indicó que la temperatura alta se debe a que los sistemas de masas de aire frío y secos ingresaron por la parte sur del país y esto ha provocado que hayan intensos soles y fríos en las madrugadas porque no hay nubosidad en esta zona del Ecuador.

En cuanto a la lluvia en noviembre está previsto que se registre 86,2 milímetros de precipitaciones y apenas ha caído 21,1 milímetros, lo que representa el 24% de su totalidad, sabiendo que ya hemos pasado la mitad de mes.

El gerente de la Empresa de Telefónica, Agua Potable y Alcantarillado (Etapa), Iván Palacios, se mostró preocupado por la situación del estiaje pero dijo que aún no llega a los parámetros de alertas, pues si bien el caudal de los cuatro ríos ha disminuido notablemente, las plantas de tratamiento de agua potable siguen trabajando con normalidad.

El río Tomebamba, cuyo promedio es de 6 m3/s, bajó hasta los 0,50 m3/s. El río Yanuncay tiene un caudal de 1,9 m3/s, cuando en épocas normales es de 5 m3/s.

El Machángara registra 1,8 m3/s y el Tarqui un caudal de 0,3m3/s. “Lo que estamos pidiendo es que los ciudadanos nos ayuden a no desperdiciar el agua potable, lavando los carros o regando sembríos”, dijo el funcionario. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense