Miércoles, 11 Enero 2017 00:00 Regional Sur

En 2015 se emitieron 2.676 citaciones en todo el cantón

La entrega de boletas por libar en la calle bajó 58%

La sanción para los que utilizan los espacios públicos llega al 50% del salario básico unificado.
La sanción para los que utilizan los espacios públicos llega al 50% del salario básico unificado. Foto: Fernando Machado/El Telégrafo

Desde 2014 existe una ordenanza en Cuenca que impide que los espacios públicos sean ocupados por bebedores.

Redacción Regional Sur

La Guardia Ciudadana de Cuenca, hasta finales de 2016, emitió 1.560 boletas a quienes liban en las vías o espacios públicos de esa ciudad.

En 2014 entró en vigencia la ordenanza que norma el uso de los espacios públicos, en cuanto a la compra, venta y consumo de bebidas alcohólicas.

Entre enero y febrero se entregaron 693 boletas, que fueron los meses en los que más trabajo hubo para la Guardia Ciudadana.

En marzo fueron 197, en abril 59, en mayo 66 boletas, en junio 132, en julio 130, en agosto 67, en septiembre 37 citaciones, en octubre 59, en noviembre 49 y en diciembre 71 boletas en los operativos que se realizaron en varios puntos de la ciudad, así como en las parroquias rurales del cantón, informó el comandante  Guillermo Cobo.

El control de bebedores en los espacios públicos se realizó durante todos los fines de semana, comenzando los jueves en horas de la tarde y extendiéndose hasta las 04:00 de los domingos.

En estos controles participan 20 uniformados y 10 motos, divididos en dos patrullas.

Los lugares de mayor control son: las avenidas Remigio Crespo, Otorongo, Paseo Tres de Noviembre, Plazoleta de El Farol, Turi, calle Larga, Feria Libre, Totoracocha, San Roque, parques de la ciudad como: Las Delicias, El Vergel, Jacarandá, Napo, Júpiter y La Unión.

Cobo puntualizó que la labor de la Guardia Ciudadana termina con la entrega de las boletas a los infractores, para que luego el organismo  sancionador del control de espacios públicos sea el encargado del juzgamiento.

Leandro Lligüisupa, jefe operativo de la GCC, indicó que también se envía personal para verificar las denuncias realizadas a través de las redes sociales de la institución.

El comandante de la Guardia Ciudadana aseguró que en 2017 los operativos serán continuos y recordó a la ciudadanía que la multa por libar en la vía pública es del 50% del salario básico unificado, que en este nuevo año es de 187,50 dólares.

Sin embargo, aunque esta cifra de multas parece alta es mucho menor a la de 2015 cuando se emitieron 2.676 boletas, lo que significa que en 2016 hubo una reducción del 58% en sanciones.

La avenida Remigio Crespo es la más conflictiva de la capital azuaya en este sentido por los bares y discotecas que allí funcionan. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense