Lunes, 31 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

Los dueños de reses tendrán que acudir al camal del cantón Pasaje

La clausura indefinida deja a los machaleños sin camal municipal

La insalubridad en el manejo de los animales despostados en el camal de Machala generó la clausura.
La insalubridad en el manejo de los animales despostados en el camal de Machala generó la clausura. Foto: Fabricio Cruz / El Telégrafo

Según los funcionarios de Agrocalidad, este despostadero no cumplía con las normas de higiene recomendadas a favor de sus consumidores.

Redacción Regional Sur

El camal municipal de Machala fue clausurado indefinidamente la semana pasada por no cumplir las normas de higiene dentro de la Ley de Bienestar Animal, que demandaba adecuar su infraestructura y dar un buen faenamiento.

Según los funcionarios de la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad), luego de realizar una inspección determinaron que el camal cumple con al menos el 2% de las normas de funcionamiento, cuando todos los camales a nivel nacional deben tener el 75% de exigencia, como mínimo, para poder funcionar.

Blanca Delgado, responsable de inocuidad de Alimentos en El Oro, explicó que desde 2014 han venido notificando a los representantes del camal municipal que realicen las adecuaciones, sin embargo, no se han cumplido, es por ello que procedieron a la clausura indefinida.

“Hemos realizado una serie de inspecciones en las cuales se evalúa sobre el 100%, y este matadero (camal Machala) ha alcanzado porcentajes desde el 22% hasta al menos el 2%”, dijo la funcionaria.

Agregó que hubo falta de compromiso por parte del Cabildo machaleño, por ello tomaron la decisión de clausurar el centro de faenamiento, como una medida para precautelar la salud de los habitantes.

Al momento de la clausura los técnicos de Agrocalidad observaron que el descuartizamiento se hacía en el piso, exponiendo la carne a  contaminación.

Carlos Concha Álvarez, jefe del camal, reconoció que, de acuerdo a la Ley de Bienestar Animal, no estaban cumpliendo las normas higiénicas requeridas, pero aseguró que han sido muy cuidadosos en el aspecto de la limpieza, pese a que el sistema de faenamiento no los acompaña.

“Todo centro de faenamiento que se maneje con un sistema no técnico, lógicamente, es proclive a  contaminación. Todo es un riesgo para la salud, pese a que estos animales (vacas y cerdos) pasaron por procesos de inspección antemortem y postmortem”, aseguró.

Reubicación del camal

Y es que los funcionarios de Agrocalidad recomiendan la reubicación del camal, debido a que se encuentra en una zona urbana y frente a una escuela. Este problema no lo haría alcanzar ese 75% para poder funcionar.

Empero, el Municipio, presidido por el alcalde Carlos Falquez Aguilar, debe completar las obras que se le sugirieron y cumplir con lo recomendado. La clausura deja a cerca de 80 faenadores sin trabajo y a 11 empleados municipales sin actividad. En el matadero se faenaban 650 animales cada cinco días y de ese número 175 corresponden a reses y 475 a cerdos.

También explicó que desde este camal se abastecía al 28% del mercado de carne vacuna en Machala y al 72% de los cantones vecinos. En cuanto a la carne de chancho era diferente, ya que el camal  dotaba  del  92% del producto a la ciudad, mientras que el 18% era traído de otras jurisdicciones.

El cantón Pasaje inauguró hace pocos días el camal municipal, luego de ser clausurado. Las recomendaciones fueron tomadas en cuenta y su capacidad para faenar mejoró: de 35 se elevó a 40 cerdos, por hora, completando 240 al día. (I)  

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense