El personaje

Guillén desata una lucha contra los prestamistas de dinero

| 26 de Agosto de 2017 - 00:00

Luchar desde una organización sin fines de lucro en beneficio de personas que se sienten afectadas en los juzgados resulta difícil o incluso, a momentos, imposible, según Agustín Guillén (foto).

Este ciudadano se ha apropiado de una lucha contra los chulqueros (prestamistas) que están en varias partes de la provincia, pero en especial en el cantón Gualaceo, Paute y Cuenca.

Esta pelea, para él casi desigual, comenzó desde las aulas universitarias, cuando creía que la justicia no era equitativa.

“Siempre pensé que la justicia no era para todos, por eso ingresé a la Facultad de Derecho, tras pasar por Periodismo. Mi propósito era seguir una carrera que no solo me ayude en la vida sino en beneficio de los que necesiten un asesoramiento”.

Su trabajo comienza a las 07:00 y, por lo general, termina pasadas las 20:00. La mañana se desenvuelve entre juzgado y juzgado con trámites que le llevan horas, pero lo importante, para Guillén, es cumplirles a las personas que confían en su labor.

Al ser Fundador del Observatorio de los Sectores Públicos y miembro del Foro de los Derechos Humanos, su misión es apoyar a las personas en asuntos legales, por eso decenas de perjudicados por los prestamistas lo buscan para que les ayude en todos los trámites.

“Ha sido un trabajo fuerte, muchas veces recibimos amenazas de los chulqueros, pero estas personas necesitan más que el apoyo personal, que se haga justicia y que sus bienes sean devueltos ya que les han quitado mucho dinero”, indica Guillén. (I)