Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

Contratistas mantienen reuniones con la municipalidad y esperan llegar a una solución el viernes

Firma española pide pago de 138 nuevos rubros

En la calle Lamar y Benigno Malo, el agua se acumuló por las fuertes lluvias de estos últimos días, la presencia de trabajadores es nula.
En la calle Lamar y Benigno Malo, el agua se acumuló por las fuertes lluvias de estos últimos días, la presencia de trabajadores es nula. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

En 700 puntos de Cuenca los trabajos de construcción de la obra civil para el tranvía están paralizados. La ciudad requiere $ 21 millones para cubrir los reclamos del consorcio Cuatro Ríos.

Redacción Regional Sur

Los diálogos entre el Municipio y el Consorcio Cuatro Ríos de Cuenca avanzan para solucionar la paralización de no menos de 700 puntos en las obras del tranvía. Según Romeo Moncayo, director del proyecto, hasta este viernes quedará solucionado el tema.

El lunes, la primera reunión duró más de 10 horas, pero no llegaron a  a un acuerdo. Moncayo indicó que la empresa española responsable de las obras del tranvía solicita la cancelación de 138 nuevos rubros y para ello se necesitan $ 21 millones. “No ha existido un contrato, sino un acuerdo”, indicó el funcionario.

Agregó que los representantes de la empresa europea solicitan un manejo de plazos para terminar la obra y también rechazan que el nombre de su empresa haya entrado en la controversia.

Para Moncayo, es importante el acercamiento de las dos partes, pero urge que se llegue a un acuerdo para continuar con los trabajos que están suspendidos.

Para Santiago López, director de las empresas municipales, es un tema álgido, pero en las reuniones seguirán tratando el tema técnico y el jurídico.

Sin embargo, el funcionario habló de un posible plan de contingencia que podría darse con la Emov, Municipio y otras empresas para no perjudicar la movilidad, tanto de los peatones como de los vehículos en los sectores donde se construyen las obras.

Plantones

Mientras tanto, los comerciantes y dueños de viviendas del Centro Histórico se organizan para una nueva marcha y plantón. Según ellos, será “más fuerte” para presionar a las autoridades que cumplan los cronogramas de trabajo de las obras del tranvía.

Paúl Vera, integrante del grupo de veedores, indicó que las molestias persisten entre los comerciantes por la paralización de las obras.

En un recorrido de EL TELÉGRAFO por la calle Lamar, desde la General Torres hasta la calle Borrero, ayer se comprobó que las obras estaban abandonadas, mientras que los transeúntes reclamaban explicaciones al respecto.

“Qué está pasando, ya es el momento de que nos digan la verdad”, se quejó Marlene Auquilla, mientras caminaba con rumbo al parque Calderón, en el centro de Cuenca.

Adoquines amontonados, agua acumulada en la calzada, por las lluvias de las últimas horas y molestia entre los cuencanos, era el panorama en las calles por donde se realizan los trabajos del tranvía.

“Así está desde la semana anterior”, dijo Andrés Baculima, un comerciante que mostró su indignación por las pérdidas que tiene su negocio de diseño. “Ya no aguantamos más, no sabe cómo hemos sobrevivido, porque nadie viene por acá a comprar”, indicó el ciudadano.

La pregunta de los comerciantes es ¿Ahora qué va a pasar con  nosotros en diciembre?, para ellos es el mes más alto en sus ventas.

“La verdad ya no sabemos nada. No nos dicen nada, todo es silencio”, expresó Miguel Martínez, un comerciante, que se mostró listo para salir a un nuevo reclamo por las calles para que los trabajos sean culminados. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense