250.000 tanques llegan cada mes a la provincia de El Oro

En Machala existe acaparamiento de gas

- 09 de Septiembre de 2017 - 00:00
Ayer no fue la excepción para que los machaleños hagan columnas y puedan comprar un cilindro de gas.
Foto: Fabricio Cruz / EL TELÉGRAFO

En esa ciudad orense hay largas filas para comprar GLP. El combustible subsidiado lo usan en actividades productivas.

Machala.-

Los funcionarios de la Agencia de Regularización y Control Hidrocarburífero (ARCH) consideran que las largas filas de ciudadanos en distintas distribuidoras de gas de Machala no se deben a escasez, sino a acaparamiento.

Ayer, Marcelo Oyola recorrió 3 sitios en busca de una bombona. En los 2 primeros le dijeron que no había, en el último esperó una larga fila para conseguir un cilindro. “Después de haber estado parada 3 horas conseguí el tanque. Las autoridades deberían realizar más control”.

En un recorrido de EL TELÉGRAFO por locales de distribución de GLP, se comprobó que venden un solo cilindro por persona, suspendieron la venta a los tricicleros que entregan a domicilio y el producto se termina a primeras horas de la mañana.

Desde esta semana, adquirir un cilindro de gas en Machala se ha convertido en una odisea para los ciudadanos. Los consumidores afirman que estos han desaparecido de las distribuidoras y, en otros casos, se los quieren vender a precios superiores a los autorizados.

La acumulación del gas de uso doméstico en las repartidoras, de acuerdo con las autoridades, es para vender a empresas secadoras de granos, criaderos de pollos y otras que lo utilizan en esta época del año, debido a las bajas temperaturas que soporta la provincia.

“No hay desabastecimiento de combustible”, dijo Carlos Erráez, director regional de la ARCH.

“El clima fresco que se presenta en la parte tropical y subtropical de El Oro provoca que ciertos sectores productivos comiencen a adquirir cilindros para generar calor en algunas actividades”, dijo.

La venta de gas subsidiado para actividades productivas está prohibida, por lo que los ciudadanos exigieron controles más estrictos.

Erráez afirmó que no se ha disminuido la cantidad de cilindros que se distribuyen cada mes a escala provincial, cifra que está en 250.000 tanques cada 30 días. (I)

Últimas noticias