Sábado, 08 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

El sóftbol integra a los caribeños que residen en la capital azuaya

Los venezolanos y cubanos radicados en Cuenca dedican, todos los domingos, al menos 4 horas al juego.
Los venezolanos y cubanos radicados en Cuenca dedican, todos los domingos, al menos 4 horas al juego. Foto: Rodrigo Matute / El Telégrafo

El deporte ha sido un nexo para estrechar relaciones entre ciudadanos de distintas nacionalidades. Los domingos se reúnen con familiares más cercanos.

Rodrigo Matute Torres

Cubanos y venezolanos encontraron en el sóftbol una razón para confraternizar en suelo cuencano.

Cada domingo, la cancha de fútbol ubicada en la avenida Paseo de los Cañaris, (escuela Aurelio Aguilar) al sur de la ciudad, se convierte  en un espacio para jugar este deporte que nació en Chicago en 1887, aproximadamente.

A las 09:00 ya están presentes los primeros jugadores para colocar las banderas a un costado de la cancha. “Epa, hermano, cómo vamos”, los saludos van y vienen y luego cuentan un poco cómo les ha ido en la semana, mientras esperan que la mayoría llegue al sitio para compartir una mañana deportiva y familiar.

Las esposas no se quedan atrás y no llegan con las manos vacías. Algunas traen a sus mascotas, otras prefieren algo de gastronomía de su región. A cada momento incentivan y llaman a que consuman galletas dulces, sin perder de vista el partido que “ya se puso emocionante”.

Jenny Soto, de Maracaibo (Venezuela), llegó hace 4 años y medio, junto a su esposo Erwin Soto. Su misión es recuperar a jóvenes con problemas de drogadicción, pues una comunidad les envió desde Estados Unidos, indica.

Ella reconoce que ha sido muy difícil, puesto que la migración de los padres en la zona del cantón Paute y Gualaceo, en el Azuay, les está ganando la batalla.

“Cuando llegamos, el cantón Gualaceo tenía un alto porcentaje de jóvenes que se dedicaban al consumo de drogas, ahora Paute lo ha igualado”, dijo y agrega que de estos sectores salió un alto número de padres hacia Estados Unidos, especialmente.

Los esposos, mediante su religión, se han acercado a los chicos, pero no han logrado mucho. “Hay momentos que dejan, pero luego regresan”, afirma Soto, que lleva una bufanda con los colores de su país.

El partido se ha puesto interesante, los gritos son de lado a lado, y los reclamos no se hacen esperar. “Ya tranquilos que no estamos apostando una hacienda, sino confraternizando”, se oye un grito y la gente vuelve a tranquilizarse.

A un lado está Milagros Olivares, otra venezolana que llegó hace unos 5 meses a Cuenca. Dice que ella y su esposo venden tortas y pasteles en la ciudad y que les va muy bien. “No solo es el deporte, también nos reunimos cada 15 días y a veces vamos a la orilla de un río para hacer un asado”.

En cambio, Homero Haro Jurado, cubano, indica que más allá del deporte, la idea es confraternizar entre todos los que viven en esta ciudad. “Queremos que vengan, incluso los cuencanos para que aprendan a jugar y conozcan nuestra cultura”, dijo.

A un costado de la cancha está preparándose para jugar John Villarroel, que se dedica a elaborar pizzas. Señala que asistir a la cancha para jugar los domingos es un “desfogue” a su trabajo diario. “Al inicio jugábamos 15 personas, casi no había equipo, ahora ya pasan de 50”, indicó. Incluso están pensando hacer una liga de sóftbol en Cuenca.

José Briceño, de Venezuela, maneja una página llamada Venezolanos en Cuenca, en la que se encuentran quienes quieren estar más cerca de sus amigos y compatriotas, “en este portal tratamos de ayudar a nuestros compatriotas, quizás incluso a encontrar trabajo y que se sientan más tranquilos”, dijo.

Indica también que hace 2 años vivían 200 personas en esta ciudad, pero que ahora el número se ha duplicado, porque encontraron un sector para trabajar de manera particular y también hallaron seguridad.

Roberto Morel, cubano, señala que hace 2 años comenzaron a confraternizar mediante el deporte y eso les ha dado la oportunidad de hacer intercambios en conocimientos y gastronomía. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense