Lunes, 23 Enero 2017 00:00 Regional Sur

El alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera hizo una recorrido de obras por la ciudad

El comercio mantiene su inquietud por las obras del tranvía

Hay locales cerrados en la calle Gran Colombia. Sus propietarios se fueron a otros sectores o quebraron.
Hay locales cerrados en la calle Gran Colombia. Sus propietarios se fueron a otros sectores o quebraron. Foto: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

Más de 200 negocios han quebrado o se han ido del centro histórico de Cuenca, ahora los perjudicados piden que no se cobren los impuestos de mejoras.

Redacción Regional Sur

El frío de la mañana conjugaba con las solitarias calles del centro histórico de Cuenca, esto debido a la poca cantidad de personas que llegaban hasta este sitio, otrora congestionado, lleno de vehículos y de ciudadanos.

“No puedo llegar al centro porque me resulta difícil circular por la calle Gran Colombia que no permite a los conductores virar en cualquiera de las esquinas”, dijo Marco Ramírez, un ciudadano que buscaba realizar algunos trámites en el centro de la ciudad.

Los dueños de los negocios aún se quejan por la falta de clientes. Según ellos, “se mató” el comercio en este sector con la construcción del tranvía.

Sin embargo, hay otros que consideran que el comercio se reactivará con el paso del tiempo y con la finalización del tranvía. Para Paúl Vera, comerciante, el problema no ha terminado con la decisión del alcalde de poner punto final al contrato con el consorcio español Cuatro Ríos de Cuenca, “ahora es necesario que el Municipio ponga todo de su parte para remediar la grave situación que aún estamos viviendo”, dijo.

El dirigente de los comerciantes de la calle Lamar, situada en el centro histórico, no descartó que se conforme una nueva veeduría para hacer un seguimiento al Municipio sobre el trabajo que vaya a desplegar y que se cumpla con los cronogramas de labores, “nos estamos reuniendo para pedir a las autoridades que no nos cobren las obras por mejoras, creo que ya hemos perdido demasiado”, dijo.

De su lado, María Palacios, representante de todos los perjudicados por las obras, indicó que con la terminación del contrato, “ya no habrá excusa para que el alcalde extienda el tiempo de terminación de las obras”, según Palacios, Marcelo Cabrera será el único responsable de las acciones se puedan dar, de ahora en adelante. “Al único que vamos a reclamar ahora será al alcalde”, dijo la dirigente. “Queremos ahora que se contrate empresas responsables y con personal calificado para que se terminen los trabajos lo más pronto posible”, indicó.

Durante estos años, muchos de los dueños de almacenes, se fueron del centro histórico y en otros casos quebraron los negocios. “Se hace un estudio de esta situación, pero son más de 200 los locales que cerraron o se fueron”, dijo Palacios, y agregó que esta semana realizarán un recorrido por todo el centro histórico para constatar “el verdadero avance de las obras y de esta forma poder reclamar o reconocer los avances”.

Mientras tanto, el alcalde Cabrera hizo un recorrido por varios frentes del tranvía, algunos en el centro histórico y otros en las avenidas España y De las Américas.

En el caso de la av. Gran Colombia, hay 2 tramos de intervención: el primero comprende desde la Miguel Vélez hasta la Octavio Cordero y el otro en la intersección con la avenida de la Américas; en ambos casos se trabaja en plataforma previa a la colocación de rieles

En la Mariscal Lamar se labora en el tramo comprendido entre la Miguel Vélez y la Octavio Cordero. También se retomaron los trabajos en la Gaspar Sangurima. Por ahora se construyen cámaras de revisión, compactado de plataforma y se ejecutan labores de preservación del canal El Gallinazo, al ser una obra construida en los primeros años del siglo XX. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense