Sábado, 15 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

Chuquipata sale del letargo económico que motivó la migración de sus pobladores

El comercio, en especial de comida, aumentó notoriamente en la parroquia Javier Loyola, situada al sur del cantón Azogues, provincia del Cañar.
El comercio, en especial de comida, aumentó notoriamente en la parroquia Javier Loyola, situada al sur del cantón Azogues, provincia del Cañar. Fotos: Fernando Machado / El Telégrafo

Los estudiantes de la Universidad Nacional de la Educación dinamizan el comercio. El Municipio de Azogues planifica asfaltar las vías, ampliar el alcantarillado y dar agua potable a la parroquia.

Rodrigo Matute Torres

Una reactivación económica a corto plazo no estaba en los planes de los habitantes de la parroquia Javier Loyola, también conocida como Chuquipata, en el cantón Azogues.

En febrero de 2015, la Universidad Nacional de la Educación (UNAE)  empezó su trabajo con 19 estudiantes interesados en la educación, ahora el número de alumnos llega a 1.000. Esto impulsó un movimiento económico bastante fuerte. Una parte de sus habitantes incursionó en negocios de comida, otro sector, en cambio, adecuó sus viviendas para arrendarlas y otros ya piensan en trabajar en la construcción de 3 nuevos bloques que se edificarán en la universidad.

“De las 4 casas que existían hace más de 30 años, ahora ya es un pueblo con mucho movimiento”, dice Aída Bernal, mientras alista fritada con papas chauchas y ají, porque  sabe que llegan familiares de los estudiantes y que siempre les gusta comer algo en ese sitio.

Javier Loyola ha sido una parroquia marcada por la migración. Todos o casi todos los habitantes tienen un familiar en Estados Unidos o España. Muchas de sus casas se levantaron con dinero enviado desde esos países, otros invirtieron para un sitio de descanso.

“Tengo 7 hijos en Estados Unidos”, cuenta Carmelina Torres, una mujer que se dedicaba a tejer sombreros, pero que dejó esa actividad porque, según ella, ya no los pagan como antes. “El sombrero se vende en $ 6, apenas se ganan $ 3 en cada uno, pero hay que trabajar al menos 2 días y medio en ellos”, indica.

La mujer ha pedido a sus hijos que regresen, pero no quieren. “A algunos no les he visto en unos 20 años”, dice y sigue preparando los cubiertos, pues ella ayuda al esposo de su nieta, Marcelo Landi en el restaurante, cerca de la UNAE.

Al mediodía debe tener listos los almuerzos, pues vende, según sus cálculos, más de 30 platos, a los que se suma otro tanto parecido en la tarde. Una cosa similar sucede con Mónica Sarango que también levantó un negocio de comida y vende alrededor de 40 almuerzos. “Doy gracias a Dios, nos está yendo muy bien”, indica.

Este lugar, donde vivió el cura Javier Loyola, protagonista de la Independencia de Cuenca y de Azogues y a quien se debe el nombre de la parroquia, carecía de muchas obras de infraestructura sanitaria, pero ahora la situación ha cambiado. Sin embargo se transformó también en una preocupación para las autoridades municipales de Azogues, quienes ya tienen un plan de asfalto de vías y de extensión del alcantarillado y del servicio de agua potable. “Sabemos de su crecimiento y estamos trabajando junto a los directivos de la UNAE y la Junta parroquial”, comentó el alcalde Virgilio Saquicela, y anunció que ya se piensa en integrar una cooperativa de taxis para la movilización de los estudiantes y pobladores.

Jesús Cordero estudiante de la UNAE señala que el sitio es el adecuado para capacitarse, pero que  los  arriendos subieron de costo. Coincide con él, Rosa Vélez, una joven que llegó desde Manabí. Para ella fue muy difícil conseguir un departamento, primero porque alrededor del centro educativo, pues no había desocupados y, en otros casos, el costo era alto.

Freddy Álvarez, rector de la UNAE, señala que en breve se construirán 3 bloques más en la Universidad, se requerirán 400 personas para su trabajo y la mano de obra debe ser del sector.

Indicó que la zona se ha dinamizado, sus habitantes encontraron fuentes de trabajo y con eso contrarrestaron en parte la migración.

Pese a todo en el sitio todavía falta un cajero automático que es un pedido de los estudiantes, como también transporte que los ayude a movilizarse directamente desde ese lugar a Cuenca. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense