Sábado, 07 Octubre 2017 00:00 Regional Sur

GRACIAS A SU ESFUERZO, ELLAS APORTAN PARA CUBRIR LAS NECESIDADES DE SUS HOGARES

Artesanas orenses son guardianas del ecosistema en los esteros

Las artesanas orenses recogen la materia prima, pero también diseñan y fabrican los productos.
Las artesanas orenses recogen la materia prima, pero también diseñan y fabrican los productos. Foto: Fabricio Cruz / EL TELÉGRAFO

La calidad de los artículos que fabrican es tal que los municipios de varios cantones las llevaron para que capaciten a otras ciudadanas.

Fabricio Cruz

Machala.-

La casa de Rocío Reinoso es el espacio donde unas 20 esposas de pescadores artesanales se reúnen para crear aretes, collares, pulseras, sombreros, cuadros y similares.

La materia prima, no precisamente la obtienen comprando en las bisuterías o bazares. Ellas acuden a las orillas de los esteros con la finalidad de recoger conchas o reciclar desechos hasta transformarlos en artesanías.

Todas pertenecen a la Asociación de Mujeres Artesanas Estero Porteño, de Puerto Bolívar, provincia de El Oro, creada en 2005. “La mayoría de los materiales que utilizamos son recolectados en la playa e islas que están bajo nuestra custodia. Nuestros trabajos tienen un valor muy especial porque adicionalmente aportamos para preservar el medioambiente”, dice Reinoso, dirigente del gremio.

Expresó que aparte de ser amas de casa, la mayoría de sus compañeras se dedican al descabezado de camarón, fileteado de mariscos en las empresas comercializadoras y otras acompañan a sus esposos a la recolección de conchas o cangrejos.

Una de ellas es Deysi Vargas, quien está activa en la pesca artesanal. A pesar de que dedica medio tiempo para su faena diaria, acude una o dos veces por semana para realizar este tipo de artesanías.

“Nosotros queremos que las mujeres de Puerto Bolívar, del sector pesquero artesanal, no dependan solo del cónyuge, sino que sean creativas y den un impulso económico a su hogar”, dijo.

Ella cree que existe poco apoyo de las instituciones, en cuestión de promoción y un espacio, para poder comercializar sus productos.

Recuerda que hace unos 6 años recibieron cursos en la Prefectura orense, los cuales ayudaron a mejorar sus conocimientos que ahora lo ven plasmados en preciosas artesanías. En varias oportunidades han sido contratadas por municipios de los cantones del filo costero de El Oro para que impartan sus conocimientos a varias comunidades de la Costa. La concha y el caracol los recolectan a lo largo de la orilla del estero Huaylá, el brazo de mar más grande de la provincia.

“La mayoría se asusta cuando le decimos el precio. Por ejemplo, un par de aretes puede costar de $ 1 a $ 5; un sombrero o un cuadro están entre $ 50 o $ 70”, explicó.

“Es un proceso que nos toma tiempo, pero al final mostramos una belleza que muchas personas nos compran”, manifiesta Reinoso.

Aparte de la concha y el caracol, les sirven las escamas de los pescados: robalo, lisa y la corvina, que pasan por un proceso de lavado para eliminar cualquier mancha. Con ellas elaboran rosas y varios artículos que al final dan un aspecto llamativo.

Rescatistas de Huaylá

Residuos de gasolina, aceite de motor fuera de borda, botellas plásticas, barcos abandonados, material de pesca y quintales de materia fecal que desfogan en el estero evidencian su contaminación.

Allí se ha identificado que a la contaminación se suma la tala indiscriminada del manglar, así lo denuncian grupos ecologistas como el Centro Ecológico de Puerto Bolívar y la Asociación de Mujeres Artesanas Estero Porteño, que emprenden una cruzada por la recuperación del Huaylá. Por ello, hacen limpieza esporádicamente para mitigar en algo la contaminación. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense