Sábado, 01 Octubre 2016 00:00 Regional Sur

A Enma le llegó la cédula a los 106 años de vida

La mujer es parte de la historia de la provincia de El Oro. Su nieto ayudó a tramitar su cédula de identidad.
La mujer es parte de la historia de la provincia de El Oro. Su nieto ayudó a tramitar su cédula de identidad. Foto: Feranando Machado / El Telégrafo

La mujer, muy lúcida aún, recuerda los duros momentos que vivió con los aluviones y la invasión peruana de 1941.

Fabricio Cruz

Conversar con Enma Targelia Espinoza Saldarriaga es como ser absorbido por un libro de historia local. Las experiencias que ella vivió en los cantones Arenillas, Huaquillas y Las Lajas, zonas limítrofes con Perú, cuentan hechos difíciles que enfrentó la provincia de El Oro.

Justamente en Arenillas es donde vive esta mujer de 106 años que mantiene vivos en su memoria 2 eventos trágicos para esta parte del país: los aluviones y la guerra con el vecino país, Perú.

“Era terrible, en esa época del aluvión (1970) murieron muchas personas. Yo me salvé porque me fui a la montaña”, recuerda. La historia de Enma salió a la luz debido a que su nieto, Néstor Román Olaya, se contactó con el Registro Civil para que acudan a su casa en el barrio San Vicente del cantón Arenillas. La mujer ya casi no sale de su vivienda, pues a su edad sus piernas no tienen la fuerza necesaria.

“Estoy viva. Aún no me he muerto”, bromea doña Enma a la brigada que acudió a su hogar para cedularla.

Román, quien solicitó la brigada móvil de cedulación, expresó que se enteró de una campaña de actualización de datos de los ciudadanos ecuatorianos con edades de 100 años o más cuya cédula haya expirado. “No queríamos que mi abuelita salga de los archivos del Registro Civil”, dijo.

La memoria de Enma guarda lúcidos recuerdos de su larga vida, cuando los relata sus ojos ganan brillo y las arrugas de su piel se acentúan. La anciana, hoy con una cabellera completamente blanca y recogida hacia atrás, nunca pisó una escuela, no sabe leer ni escribir, pero recuerda que la fecha de su nacimiento es el 2 de febrero de 1910, la que consta en su cédula.

“Ha pasado tanto tiempo que ya casi no recuerdo todo. Soy una de las sobrevivientes de la guerra del 41; cuando los peruanos nos invadieron me vi obligada a buscar refugio en una huerta”, rememora.

Con una gran sonrisa, Enma cuenta que tuvo 10 hijos, señaló que el secreto de tener una larga vida es la alimentación y los cuidados que mantuvo en su juventud.

Vinicio Moncayo, coordinador de la Oficina Técnica de Registro Civil, Identificación y Cedulación de la provincia de El Oro, solicitó a la ciudadanía que si conoce a alguna persona centenaria, informe en la agencia más cercana a su domicilio para coordinar la visita del servicio de cedulación. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense