Lunes, 10 Octubre 2016 18:11 Mundo

Exdetenido de Guantánamo refugiado en Uruguay con salud crítica por huelga de hambre

Exdetenido de Guantánamo refugiado en Uruguay con salud crítica por huelga de hambre
Foto: Teledoce.com
Redacción Web

El exrecluso de la cárcel de Guantánamo Jihad Diyab, refugiado en Uruguay desde 2014, está en estado crítico debido a la huelga radical de hambre con la que reclama al gobierno que facilite su salida del país, indicaron el lunes activistas y una funcionaria oficial.

Es "una situación que nos tiene humanitariamente preocupadísimos" y Diyab debe ingerir líquidos porque su vida "corre serio peligro", dijo la directora de la gubernamental Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo de Uruguay (INDDHH), Mirtha Guianze, a la estatal Televisión Nacional de Uruguay.

Guianze indicó que Diyab está en "estado muy crítico" por no querer deponer la huelga de hambre en reclamo de que el gobierno le abra una vía legal para juntarse a familiares en otro país y que "lo que está pidiendo ahora es que el Estado uruguayo diga que puede salir, que no tiene impedimento".

Jihad Diyab reclama conocer cuatro cartas suscritas por el canciller Rodolfo Nin Novoa dirigidas a embajadas de Líbano, Qatar, Turquía y Venezuela expresando conformidad para que salga del país y aclarando su situación legal. Además, pidió una copia del acuerdo suscrito con Estados Unidos que facilitó su llegada a Uruguay.

De su lado, el grupo "Vigilia por Jihad Diyab", de activistas allegados al refugiado, emitió un comunicado en el que indica que al refugiado sirio "le pusieron suero para hidratarlo y así evitar mayor deterioro" de su salud. "Aún sigue en estado de semi-inconciencia, pero la huelga de hambre continúa, según Jihad dejó establecido legalmente", agregó.

"Si el gobierno aceptara hacer esas cartas, Jihad levantaría la huelga de hambre que hoy lleva 60 días", indicó Vigilia, aunque aclaró que "seguimos esperando una respuesta que le salve la vida".

De su lado, Jorge Bermúdez, médico al frente del equipo de asistencia, dijo a la estatal Radio Uruguay que Diyab aceptó la "medicación por vía intravenosa" e internación domiciliaria". "No está en coma, está entregado", agregó.

La INDDHH exhortó días atrás al gobierno e instituciones internacionales a "extremar" esfuerzos para que Diyab pueda viajar "a un destino que le permita vivir en paz con su familia".

Entre otras razones esgrimidas por el sirio para abandonar el país figuran diferencias culturales, incapacidad para mantenerse junto a su numerosa familia y limitaciones físicas. 

Diyab llegó a Uruguay a fines de 2014 como parte de un grupo de seis exdetenidos de la cárcel de Guantánamo liberados en un acuerdo con Estados Unidos. (I)

ENLACE CORTO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Google Adsense

Google Adsense