Taller 'Futbol y Racismo' contó con la participación de más de 350 periodistas

- 27 de Enero de 2017 - 19:13

El racismo en el fútbol ecuatoriano se origina desde el lenguaje verbal de los hinchas, la posición de algunos dirigentes deportivos, y la construcción de imaginarios construidos desde los medios de comunicación.

Esas fueron algunas de las observaciones del taller 'Fútbol y Racismo', organizado por la Superintendencia de Comunicación (Supercom), a más de 350 periodistas deportivos del país, quienes asistieron este viernes mediante video conferencia   en las 14 instalaciones de los Ecu 911, siendo la matriz la del sector Itchimbía en Quito.   

Los participantes tuvieron la oportunidad de exponer sus inquietudes.  

Carlos Ochoa, superintendente de Información y Comunicación, explicó que la idea de debatir sobre el racismo en el fútbol,  se originó por una iniciativa de la legisladora Alexandra Ocles, por lo que ya hubo un primer taller organizado en la Asamblea Nacional, y  había que darle continuidad.

Observó que en más de una ocasión el discurso que utilizan los periodistas en los partidos de fútbol, se intenta justificarlo con el 'humor'. Sin embargo, muchas veces viene con una carga de violencia simbólica.

Ochoa anunció que se recogerán todas las observaciones de los periodistas del taller en un folleto, para distribuirlas, tanto a los participantes, como a los medios de comunicación, así como a dirigentes, y los mismos jugadores. Admite que el racismo es un problema que hay que enfrentar en el país más alla de las instituciones. “La primera escuela es la propia casa. No nacemos racistas, nos volvemos, todo depende del ambiente familiar para fomentar el respeto a los demás”, dijo.

La asambleísta Alexandra Ocles, expositora del taller, afirmó que el lenguaje verbal negativo parte desde los hinchas, en las relaciones de los deportistas entre sí, y también a los árbitros. Expuso el significado de racismo y discriminación, para así entender la problemática.

Por ello, destacó el avance en la normativa que han ayudado a enfrentar el racismo en el país, como los Decretos 60, y el 915. Sin embargo, opina que también era necesario trasladar el debate a los periodistas del país. “Ellos están con una gran ventaja, pues generan opinión”.

La legisladora también planea llevar el debate a los jugadores de fútbol, y otras ciudades del país.

Para el antropólogo Jackes Ramírez, el racismo en el fútbol es un reflejo de los problemas que tiene la sociedad ecuatoriana. “El deporte es una arena pública, en el cual se puede visualizar las realidades sociales, como el machismo, regionalismo, nacionalismo, y en este caso, el racismo”, sostuvo.

Para Ramírez, hay dos grandes tendencias sobre la visualización de minorías étnicas, como las comunidades negras o afrodescendientes en el fútbol ecuatoriano, y también de estigmatización.

Recordó que la primera fue antes del año 2000, porque el discurso era pesimista, por los resultados de la selección ecuatoriana de fútbol, que hasta se llegó a decir por parte de la dirigencia que era necesario 'blanquear' a los seleccionados. “Una frase racista”, dijo.

Sin embargo, la segunda tendencia surgió por los triunfos que comenzó a cosechar el equipo nacional, y que obtuvo la primera clasificación al Mundial en Corea-Japón de 2002. “Si bien se produce un giro. No hace que desapareza las expresiones de racismo. Cuando voy al estadio. Uno puede escuchar mucho tipo de comentarios de los hinchas referentes a los afrodescendientes”.

Ramírez recomienda que los periodistas, y principalmente los locutores cuiden mucho el lenguaje que usan en un partido de fútbol, puesto que los medios crean los imaginarios en la sociedad.

Walter 'Mamita' Calderón, que jugó por 20 años en el fútbol profesional, y que también participó en el taller, destacó la importancia de tratar el racismo en deporte,  puesto que “es un mal que existe, y a veces se pretende maquillarlo”.

Calderón rememoró cuando en 2004 quedó campeón con el Deportivo Cuenca, y durante la fiesta de celebración, se le acercó un político de la ciudad, y se disculpó personalmente con él por las veces que lo había insultado desde los graderíos en los partidos.

Los asistentes al taller recibieron su diploma de participación. (I

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: