2007 - 2017

ECUADOR, 10 AÑOS DESPUÉS

El 15 de enero de 2007, Rafael Correa asumió la Presidencia de la República, luego de derrotar en segunda vuelta a Álvaro Noboa, político multimillonario embelesado con conquistar el poder.

En el Ecuador de finales de 2006 prevalecía una profunda crisis institucional. El deterioro y desprestigio de la clase dirigente habían llegado a niveles de ruptura. La economía seguía una línea inercial, luego de 7 años de dolarización impuesta por las circunstancias políticas, la debacle financiera e intereses de dudosa procedencia.

Ecuador, en suma, era un país espiritualmente triste, socialmente castigado -muy castigado- por una élite política y empresarial indolente, prejuiciada, acomodaticia y hasta parasitaria. El nuestro era, por aquellos días, un país carente de sueños posibles; sin imaginarios ni referentes colectivos que le impulsen hacia adelante; cortoplacista en extremo, escéptico hasta la médula.

Este antecedente histórico explica la llegada al escenario de una figura política nueva. Y también permite comprender la velocidad, la intensidad y la profundidad de un proceso liderado por Rafael Correa en la última década.

Los cambios que ha experimentado el país han alcanzado niveles históricos en sectores determinantes para el desarrollo de una sociedad -educación, salud, inclusión social, entre ellos-, porque hubo una determinación política y un cambio en las reglas del juego en el manejo del poder. Este elemento crucial para entender la esencia de lo que ha vivido el país entre 2007 y 2017, a veces se pierde en el horizonte de lo inmediato, en la inmediatez de la coyuntura, en el día a día que impide ver más allá del dato frío.

Que hoy existan servicios públicos que dignifican al ciudadano, cuando antes eran sinónimos de peregrinación humillante, se entiende al tenor de una política pública que recuperó al ser humano como centro del accionar del Estado. Que hoy exista una infraestructura vial de primer nivel, cuando antes el país era una suma de baches, se comprende mejor si se advierte que hubo una decisión política para colocar el presupuesto del Estado al servicio del desarrollo del país y no de grupos reducidos y/o privilegiados.

Esta edición especial de EL TELÉGRAFO sobre los 10 años de gestión del presidente Correa, es una aproximación a los cambios que ha vivido el país, recordando siempre el antes y el ahora. (O)

El resurgir económico

Las cifras publicadas en esta infografía corresponden a indicadores económicos consolidados desde 2006 -un año antes de que Rafael Correa asuma la Presidencia- que evidencian cómo recibió el país. Los datos llegan hasta 2015. Se procedió así porque algunas cifras de 2016 son parciales y podrían distorsionar la información general. Cabe precisar que cada entidad hace su rendición de cuentas durante el primer semestre del año. (I)